Clinton alerta de una posible carrera armamentista si Irán consigue armas nucleares

  • Washington, 20 may (EFE).- La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, advirtió hoy de la posibilidad de una "carrera armamentista" en Oriente Medio si Irán consigue armas nucleares, mientras las autoridades de Defensa confirmaron que ese país realizó una prueba con un misil balístico.

Washington, 20 may (EFE).- La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, advirtió hoy de la posibilidad de una "carrera armamentista" en Oriente Medio si Irán consigue armas nucleares, mientras las autoridades de Defensa confirmaron que ese país realizó una prueba con un misil balístico.

La jefa de la diplomacia estadounidense acudió a dos audiencias del Senado para explicar el alcance del presupuesto del Departamento de Estado, de alrededor de 50.000 millones de dólares para el año fiscal 2010.

Pero fue el tema de Irán el que dominó el intercambio verbal de Clinton con los senadores.

En la audiencia ante el subcomité de Asignaciones del Senado, Clinton dijo que si se permite que Irán desarrolle una capacidad nuclear, eso representaría una "amenaza extraordinaria", aunque aclaró que el Gobierno de EE.UU. continuará los esfuerzos diplomáticos para impedir que ese país prosiga con sus planes al respecto.

Sin embargo, Clinton reconoció que, de cara a las elecciones en Irán del próximo 12 de junio, probablemente las presiones de EE.UU. y de la comunidad internacional caigan en oídos sordos.

En paralelo, el secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, confirmó en otra audiencia que Irán realizó una prueba con un misil cuyo alcance es de entre 2.000 y 2.500 kilómetros, pero no pudo precisar si el proyectil alcanzó su objetivo.

La respuesta de Estados Unidos ha sido predecible: Irán se encuentra ante la disyuntiva de escoger entre continuar desestabilizando a Oriente Medio o entablar un diálogo con el Gobierno de Washington.

Para Washington, Irán representa un gran obstáculo para el proceso de paz en Oriente Medio y el Gobierno de Barack Obama afronta presiones de Israel para evitar que ese país continúe su programa nuclear.

El Gobierno de Teherán argumenta que su programa tiene fines pacíficos, a la vez que también ha insistido en la eliminación de Israel. Eso, a los ojos de ese país, solo entorpece aún más cualquier esfuerzo de pacificación en Oriente Medio.

Algunos observadores consideran que el lanzamiento del misil balístico, realizado tras el encuentro entre Obama y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu el lunes pasado, es más que todo para consumo interno, en unos momentos en que el presidente iraní se disputa el poder con fuerzas moderadas pro occidentales.

De hecho, dos de los tres candidatos aprobados para las elecciones del próximo 12 de junio en Irán son reformistas que se decantan por mejorar las relaciones con Occidente.

El Gobierno del presidente Barack Obama ha expresado su voluntad para un diálogo con Teherán, pero también ha dejado claro que el régimen iraní tiene que abandonar sus ambiciones nucleares o arriesgar un mayor aislamiento diplomático y posibles sanciones.

Hace dos días, Obama dejó entrever que EE.UU. promoverá mayores sanciones internacionales contra el Gobierno de Teherán si para finales de año continúa oponiéndose a iniciar un diálogo sobre su programa nuclear.

En otro orden de cosas, Clinton también reiteró hoy el compromiso de Obama hacia una solución que permita la coexistencia pacífica de un Estado palestino con el israelí.

Obama tiene previsto viajar a Oriente Medio a principios del mes próximo y hará su primer discurso dirigido al mundo musulmán desde El Cairo, mientras su Gobierno continúa gestionando un acuerdo de paz para resolver el prolongado conflicto entre israelíes y palestinos.

Sobre la solicitud presupuestaria del Departamento de Estado para el año fiscal que comienza en octubre próximo, Clinton dijo que refleja un incremento del 7% sobre el año fiscal en curso pero es, a su juicio, una inversión necesaria, pese a la recesión económica.

"Es un indicio del papel clave que deben jugar el Departamento de Estado y la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) para ayudar a promover los intereses de nuestra nación", sostuvo.

En la audiencia, Clinton enfatizó el deseo de EE.UU. de "revitalizar las alianzas históricas" con Europa y América Latina, África y Asia, haciendo hincapié en las relaciones bilaterales con países líderes emergentes como "Indonesia, Brasil, Turquía, México e India".