EE.UU. vuelve a ver las imágenes del retorno de soldados muertos en guerra

  • Washington, 6 abr (EFE).- Los medios de comunicación de Estados Unidos divulgaron hoy, por primera vez en 18 años, sus propias imágenes del retorno a Estados Unidos de los restos de un soldado muerto en la guerra de Afganistán.

EE.UU. vuelve a ver las imágenes del retorno de soldados muertos en guerra

EE.UU. vuelve a ver las imágenes del retorno de soldados muertos en guerra

El Pentágono propone invertir más en aumentar tropas y menos en armamento grande

El Pentágono propone invertir más en aumentar tropas y menos en armamento grande

Washington, 6 abr (EFE).- Los medios de comunicación de Estados Unidos divulgaron hoy, por primera vez en 18 años, sus propias imágenes del retorno a Estados Unidos de los restos de un soldado muerto en la guerra de Afganistán.

La familia del sargento de la Fuerza Aérea, Phillip Myers, en uso de una nueva política del Pentágono acerca de las imágenes del retorno de ataúdes militares, autorizó a que los medios de comunicación cubrieran la ceremonia fúnebre llevada a cabo en la base Dover de la Fuerza Aérea, en el estado de Delaware.

Myers, de 30 años, era miembro de una unidad de ingenieros con base de operaciones en el Reino Unido y murió el 4 de abril a causa de la explosión de una mina en el sur de Afganistán.

La Fuerza Aérea informó de que el año pasado había condecorado a Myers con una Estrella de Bronce por el coraje demostrado en su participación en la "Operación Libertad Duradera", nombre que Estados Unidos da a su campaña afgana.

El Pentágono había impedido la presencia de los medios de prensa en Dover, donde arriban los ataúdes envueltos en banderas, desde la primera Guerra del Golfo, en 1991.

La explicación oficial era que de esa forma se proporcionaba a las familias un ambiente privado para la recepción de los restos de sus caídos, sin la curiosidad de las cámaras.

Durante años los críticos de las guerras de Afganistán e Irak señalaron que esa prohibición impedía que la ciudadanía viese imágenes del costo en vidas de las campañas.

Grupos de ex combatientes, por su lado, también opinaron que la veda mantenía a la mayoría de los estadounidenses ignorante del sacrificio de sus soldados y sus familias.

Hubo excepciones: en 1996 se permitió la presencia de los medios cuando el presidente Bill Clinton asistió a la llegada de los restos del secretario de Comercio, Ron Brown, y otras 32 personas muertas cuando se estrelló en Croacia el avión que los transportaba.

En el 2000 el Pentágono distribuyó fotografías del arribo de militares que murieron cuando un grupo atacó con explosivos el destructor Cole, en Yemen. Y en 2005 el Pentágono distribuyó sus fotos de la llegada de varios ataúdes castrenses.

En febrero pasado el presidente Barack Obama y el jefe del Pentágono, Robert Gates, modificaron el reglamento e indicaron que se dejaba a la decisión de cada familia la presencia o ausencia de medios de comunicación.

El domingo por la noche ocho soldados con uniforme de combate y guantes blancos trasladaron solemnemente el ataúd, envuelto en la bandera de EE.UU., con los restos de Myers desde un avión militar hasta un vehículo, en presencia de varios miembros de la familia del soldado caído.