EEUU y aliados preparan una respuesta más severa para Corea

SINGAPUR (Reuters) - Estados Unidos y sus aliados de Asia podrían buscar respuestas más severas si fracasan las vías diplomáticas para lograr que Corea del Norte abandone su programa nuclear, dijeron el fin de semana funcionarios reunidos en una conferencia de seguridad.

El secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, afirmó el sábado a sus contrapartes de Corea del Sur y Japón que aunque era preferible el camino de la diplomacia, podrían considerarse otras medidas si ésta fallaba.

"Las negociaciones a seis partes son el curso preferido de diplomacia", manifestó el secretario de prensa del Pentágono, Geoff Morrell, en referencia a las ahora estancadas conversaciones en las dos Coreas, China, Rusia, Japón y Estados Unidos para desarmar a Pyongyang.

"Pero dado que las negociaciones a seis partes no han producido los resultados que estamos buscando, Gates también dejó en claro que mientras seguimos por ese camino, debemos buscar otra opciones (...) para mejorar nuestra defensa, si eso se hace necesario", sostuvo a Reuters.

Un funcionario del Gobierno japonés, hablando con periodistas el sábado después de que Gates y el ministro de Defensa de Japón, Yasukazu Hamada, se reunieron al margen de una conferencia de seguridad asiática en Singapur, dijo que el sistema de defensa antimisiles también fue uno de los temas abordados.

"Hay dos caminos que podemos tomar en contra de Corea del Sur", afirmó el funcionario, citando las palabras de Gates a Hamada.

"Uno es el esfuerzo diplomático con las negociaciones a seis partes o Naciones Unidas. El otro es que Japón, Estados Unidos y Corea del Sur fortalezcan sus medidas contra la proliferación nuclear. Específicamente, eso podría significar defensa antimisiles y otros pasos defensivos contra Corea del Norte", agregó.

CONSULTAS POR ENSAYO

El martes, Corea del Sur se sumó a la Iniciativa de Seguridad y Proliferación, una alianza de Estados que trabaja para detener los cargamentos de armas de destrucción masiva.

Una irritada Corea del Norte declaró entonces el término de la tregua tras la guerra de Corea de 1950 a 1953 y amenazó con atacar al Sur.

Gates no ha dado detalles sobre la forma en que Estados Unidos podría responder a Corea del Norte, pero dijo anteriormente que no se enviarían tropas adicionales a la península, donde cerca de 28.000 soldados estadounidenses se encuentran desplegados.

Además, el secretario de Defensa ha subrayado que la diplomacia es la mejor manera para solucionar la disputa.

Sin embargo, las tropas estadounidenses y surcoreanas han estado en alerta máxima ante la posibilidad de que Pyongyang provoque un incidente en la fuertemente custodiada frontera.

Gates indicó el sábado que Estados Unidos no aceptaría una Corea del Norte con arsenal nuclear. El Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, también consideraría a Pyongyang "completamente responsable" si transfiere cualquier tipo de material nuclear fuera de sus fronteras, advirtió.