El Ejército de EEUU niega que sus soldados intenten convertir al Cristianismo a los afganos

KABUL, 4 (Reuters/EP)

El Ejército de Estados Unidos negó hoy que haya autorizado a sus soldados a convertir al Cristianismo a los afganos después de que la cadena de televisión Al Yazira emitiera fotos de militares norteamericanos con ejemplares de la Biblia traducidas a los idiomas que se hablan en el país asiático.

El Comando Central de las Fuerzas Armadas estadounidenses prohíbe a las tropas que están de servicio que hagan proselitismo, actividad considerada delito en muchos países musulmanes, entre ellos Afganistán.

La televisión Al Yazira ha mostrado imágenes de un servicio religioso en la iglesia de Bagram, la principal base del Ejército estadounidense en Afganistán, situada en el norte del país, en el que los soldados tenían amontonados ejemplares de la Biblia en los idiomas locales, el pashtún y el dari o persa afgano.

En las imágenes también aparece un capellán del Ejército diciendo durante su sermón: "Los chicos de las fuerzas especiales cazan hombres básicamente. Nosotros hacemos lo mismo como cristianos, cazamos gente para Jesús. Lo hacemos, les perseguimos".

Sin embargo, una portavoz del Ejército, la mayor Jennifer Willis, señaló que estos comentarios del sermón han sido sacados de contexto y que se ha advertido a los capellanes de que tienen que dejar claro a los soldados que no pueden hacer proselitismo durante su tiempo de servicio.

Según indicó Willis, las biblias fueron enviadas a un soldado desde una iglesia de su localidad en Estados Unidos, pero subrayó que nunca fueron distribuidas. "Este caso específico implica a un soldado que trajo en una donación biblias traducidas que fueron enviadas a su dirección personal en su iglesia. Las mostró al grupo y el capellán le explicó que no puede distribuirlas", explicó.

"Las biblias traducidas nunca fueron distribuidas por lo que sabemos porque el soldado entendió que si las distribuía incurriría en una violación de la orden general 1 y sería objeto de castigo", añadió la portavoz.

Willis destacó que sólo conoce un caso en el que un soldado haya sido castigado por repartir entre los afganos monedas con frases de la Biblia.

Intentar convertir a los musulmanes a cualquier otra confesión es un delito en Afganistán. Un hombre de este país que se convirtió al Cristianismo fue condenado a muerte por apostasía en 2006, pero finalmente se le permitió salir del territorio después de numerosas protestas que llegaron desde el extranjero.