El Gobierno de Irak planea construir un complejo para alojar a los ocupantes ilegales de propiedades estatales

MADRID, 16 (EUROPA PRESS) El Gobierno de Irak planea construir un complejo residencial situado a 25 kilómetros al sur de Bagdad para acoger a aquellas personas que han permanecido de forma ilegal en propiedades o tierras abandonadas del Gobierno desde que comenzara la invasión liderada por Estados Unidos en 2003, informa la agencia de noticias humanitarias e la ONU, IRIN. "El complejo residencial será construido en la zona de Madain e incluirá 5.000 unidades residenciales que serán distribuidas a los ocupantes ilegales", señaló el director del Consejo Provincial de Bagdad, Moyeen al Kadhimi, quien subrayó que el Gobierno, que se ha enfrentado contra estas personas en el pasado, realizaría acuerdos con ellos de forma pacífica, teniendo en cuenta sus necesidades humanitarias. Al Kadhimi no dio más detalles, pero otro responsable del consejo, que prefirió permanecer en el anonimato por no estar autorizado a debatir los planes oficiales antes de que finalicen, señaló que este organismo solicitará propuestas de empresas de construcción locales y extranjeras durante los próximos dos meses. El pasado 4 de enero, el Gobierno iraquí ya anunció que estaba dando a todos los ocupantes ilegales en las propiedades del Gobierno --tanto en tierras, casas, edificios residenciales y oficinas--, un plazo de 60 días para abandonarlas o enfrentarse a acciones legales. En compensación, el Gobierno aseguró que les daría una suma entre 850 y 4.300 dólares (entre 666 y 3.400 euros) para encontrar un alojamiento alternativo. Sin embargo, a finales de enero el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, manifestó que se posponía la orden hasta nuevo aviso mientras realizaba la campaña para las elecciones provinciales, que se celebraron el pasado 31 de enero. Después de la invasión de 2003, cientos de personas sin hogar tuvieron que encontrar algún sitio para vivir, y muchos se trasladaron a propiedades abandonadas del Gobierno. La mayoría de estos edificios fue utilizada por responsables de la Administración del ex presidente iraquí Sadam Husein, pero fueron parcial o totalmente destruidas por el bombardeo aéreo de las fuerzas de la coalición.