El jefe militar de la zona donde están los españoles teme un aumento de la violencia de cara a los comicios

Italia repele esta mañana un ataque talibán en Bagdhis, zona de responsabilidad del contingente español

HERAT (AFGANISTÁN), 16 (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Ana Pisonero)

El comandante del mando regional oeste de Afganistán, el general de Brigada italiano Rosario Castellano, reconoce su "gran preocupación" por posible aumento de la violencia por parte de la insurgencia talibán en los próximos meses, conforme se acercan las elecciones presidenciales y provinciales, previstas en el país centroasiático para el 20 de agosto.

"Sí, muy preocupados", reconoció Castellano, al ser preguntado si teme un aumento de la violencia en los meses previos a los comicios y, de manera más general, por un posible desplazamiento de la insurgencia talibán desde el sur hacia el oeste una vez que Estados Unidos complete el despliegue de los 17.000 efectivos adicionales que estarán integrados en ISAF y que, en su mayoría, serán destacados en el sur, la zona de mayor actividad insurgente.

El militar italiano reconoció que en su región de responsabilidad dispone de un total de 4.000 efectivos militares, distribuidos principalmente en las provincias de Herat y Bagdhis (ambas en el oeste) que sufren un ataque diario. Sin embargo, precisó que en su región no buscan el combate "directo" con la insurgencia pero sí responden a ataques para preservar su defensa propia.

EL REFUERZO ITALIANO Y ESPAÑOL PARA LOS COMICIOS, EN JULIO

Castellano adelantó que ya ha diseñado un plan para desplegar el refuerzo adicional de 900 tropas adicionales, 450 españolas y otras 450 italianas que llegarán en el mes de julio, para contribuir a la seguridad de los comicios afganos.

"Para nosotros (las elecciones) supone un punto crucial, un momento vital para el futuro y el desarrollo de Afganistán. Por este motivo vamos a recibir algunas fuerzas (adicionales) de Italia y España, 450 de Italia y 450 de España", explicó el general de brigada en un encuentro con periodistas, entre ellos Europa Press, desde Camp Arena, que aloja el cuartel general del comando regional oeste desde Herat. Castellano precisó que ambos refuerzos llegarán "en julio".

El general de brigada también llamó la atención a un posible aumento de la violencia en los próximos meses como ocurrió el año pasado. Entre junio y agosto de 2008 "los ataques aumentaron" en el oeste debido a que en estos meses la insurgencia lleva a cabo la recolecta de los campos. "Durante estos meses su atención (de la insurgencia) se centra en mantener seguro estos lugares", reconoció. En este sentido, reconoció su temor ante un posible traslado de la cultivación del opio del sur a la provincia de Bagdhis, de mayoría pashtun, como la mayoría de los talibán.

Castellano reconoció que le gustaría "tener más dinero para la reconstrucción" en el oeste de Afganistán para impulsar la infraestructura en la zona y, al ser preguntado específicamente si necesitaría tropas adicionales en su zona de mando, el militar italiano reconoció que todo militar siempre querría tener más. "Si tuviera 40.000, querría más", reconoció.

ITALIA REPELE UN ATAQUE TALIBÁN EN ZONA ESPAÑOLA

Una patrulla italiana repelió esta mañana un ataque de la insurgencia talibán que tuvo lugar a las 7.30 hora local (dos menos en la España peninsular) a dos kilómetros al norte del distrito de Bala Murghab, en la provincia de Bagdhis, zona de responsabilidad del contingente español destacado en el país centroasiático, según informó hoy el portavoz del contingente italiano que está al frente del comando regional oeste del país, el mayor de la Brigada Paracaidista Marco Amoriello.

El mayor italiano confirmó que una patrulla italiana se vio atacada por elementos de la insurgencia talibán y consiguió repeler el ataque después de intercambiar disparos con la insurgencia durante aproximadamente media hora, sin que se produjeran víctimas ni heridos en el campo italiano. Sin embargo, explicó que dos de los tres vehículos que formaban la patrulla italiana sufrieron daños leves.

Por el contrario, el militar italiano no pudo confirmar si se produjeron bajas entre los insurgentes ni el número de insurgentes que atacaron a las tropas italianas.

Amoriello confirmó que Italia no pidió apoyo al contingente español, cuyo grueso de efectivos está concentrado en la provincia de Bagdhis, y asimismo explicó que el contingente español fue informado del incidente registrado a través de mandos españoles en Camp Arena, sede del cuartel general del comando regional oeste de Afganistán, responsabilidad del contingente italiano.

Aunque Italia dirige el comando regional oeste del país centroasiático, el contingente español mantiene la responsabilidad del control de la seguridad de la provincia de Bagdhis.

Los últimos ataques de la insurgencia contra el contingente español se produjeron el pasado 2 de mayo, sin que se registraran víctimas mortales ni daños personales en ninguno de los dos incidentes.

El primero de los ataques, contra una patrulla del Equipo de Reconstrucción Provincial español de Qala-i-Now, capital de Bagdhis, cerca de la localidad de San-Atesh. El segundo ataque, apenas diez minutos después del primero, se prolongó durante algo más de cuatro horas a ocho kilómetros al este del cuartel general de Herat contra el Grupo Zaragoza, integrado en la Base de Apoyo Avanzado con sede en Herat.