Estados Unidos prevé que sus tropas de combate abandonen Mosul a finales de junio

WASHINGTON, 9 (Reuters/EP)

El alto mando de las tropas de Estados Unidos en Irak, el general Ray Odierno, anticipó ayer que el Ejército podría efectuar la retirada de la ciudad de Mosul el próximo 30 de junio, aunque hasta entonces aún se deben efectuar algunas operaciones sobre el terreno.

Odierno explicó que los efectivos norteamericanos, en colaboración de las fuerzas locales, deben concluir las inspecciones de distintas áreas de Mosul para eliminar cualquier vestigio de milicianos, ya que la localidad se ha convertido en el último bastión para Al Qaeda y otros grupos suníes en Irak.

El general explicó que las operaciones contra la insurgencia realizadas en los últimos 75 días permitirán la conclusión de las mismas "en 30 ó 45 días". "Entonces, tomaremos una decisión", indicó, en declaraciones a los periodistas en el Pentágono.

Explicó que todavía quedan algunos "problemas" que resolver en Mosul, aunque mostró su confianza en cumplir los planes previstos. "Deberíamos estar en buenas condiciones para finales de junio", añadió.

La reciente ola de ataques han despertado los temores en Bagdad y Washington acerca de la capacidad de las fuerzas iraquíes para asumir la seguridad y el control cuando el Ejército norteamericano abandone las ciudades, tal y como contempla el acuerdo firmado por los gobiernos de los dos países.

El plan del presidente Barack Obama contempla una retirada de las tropas de combate de Irak en agosto de 2010, mientras que el acuerdo sitúa la salida definitiva de los efectivos estadounidenses a principios de 2012.