Gobierno aprobará el 12 de junio el acuerdo para desplegar 450 militares durante el proceso electoral

El comandante general de las tropas españolas e italianas advierte de que sus militares están "muy preocupados"

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros aprobará el próximo 12 de junio el acuerdo para solicitar la autorización del Parlamento para el despliegue de un batallón del Ejército de Tierra, compuesto por unos 450 efectivos, que tendrá como misión garantizar la seguridad de las elecciones del próximo 20 de agosto en el marco de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), informaron fuentes del Ministerio de Defensa.

Una vez recibida la preceptiva autorización del Congreso de los Diputados en junio, el Ministerio de Defensa iniciará los preparativos para el despliegue escalonado de los 450 militares, previsiblemente en tres fases en vuelos comerciales y militares. El contingente estará emplazado en la zona oeste del país, en la que está destacado el grueso de las tropas españolas. El contingente actual, integrado por 778 efectivos, está situado en su mayoría en la Base de Apoyo Avanzado de Herat (FSB) y en el Equipo de Reconstrucción Provincial de Badghis (PRT), con sede en Qala-I-Now.

El despliegue de este destacamento del Ejército durante un periodo de unos tres meses para garantizar la seguridad en el desarrollo de las elecciones presidenciales y legislativas del 20 de agosto elevará el número de efectivos del contingente español hasta los 1.228 militares.

El Batallón, procedente del Arma de Infantería, llegará a territorio afgano en el mes de julio y estará destacado en una de las cuatro provincias de la zona oeste, en la que está desplegado el grueso del contingente español. Al igual que ocurrió con los anteriores batallones españoles destacados por los comicios afganos, la misión del nuevo destacamento será garantizar la seguridad de las elecciones apoyando a la Policía y al Ejército Nacional Afgano.

GRAN PREOCUPACION

El pasado 16 de mayo, en un encuentro con periodistas europeos en Herat, entre ellos Europa Press, el responsable operativo de todas las tropas españolas e italianas en el oeste de Afganistán, el general de Brigada del Ejército italiano Rosario Castellano, reconoció su "gran preocupación" por un posible aumento de la violencia insurgente talibán conforme se acerquen las elecciones.

"Sí, muy preocupados", reconoció el comandante general del Mando Regional Oeste de la ISAF, al ser preguntado sobre si teme un aumento de la violencia en los meses previos a los comicios y, de manera más general, por un posible desplazamiento de la insurgencia talibán desde el sur hacia el oeste una vez que Estados Unidos complete el despliegue de los 17.000 efectivos adicionales que estarán integrados en ISAF y que, en su mayoría, serán destacados en el sur, la zona de mayor actividad insurgente.

El general italiano reconoció que en su región de responsabilidad dispone de un total de 4.000 militares, distribuidos principalmente en las provincias de Herat y Bagdhis (ambas en el oeste) que sufren un ataque diario. Sin embargo, precisó que en su región no buscan el combate "directo" con la insurgencia pero sí responden a ataques para preservar su defensa propia. El responsable operativo de la ISAF adelantó ese 16 de mayo que ya ha diseñado un plan para desplegar el refuerzo adicional de 900 militares en la zona oeste, 450 militares españoles y otras 450 italianos que llegarán en el mes de julio para contribuir a la seguridad de los comicios afganos.

UN PUNTO CRUCIAL

"Para nosotros (las elecciones) suponen un punto crucial, un momento vital para el futuro y el desarrollo de Afganistán. Por este motivo, vamos a recibir algunas fuerzas (adicionales) de Italia y España, 450 de Italia y 450 de España", explicó el general de Brigada en el encuentro con periodistas en la Base Camp Arena.

El general de Brigada también llamó la atención sobre un posible aumento de la violencia en los próximos meses como ocurrió el año pasado. Entre junio y agosto de 2008 "los ataques aumentaron" en el oeste debido a que en estos meses la insurgencia lleva a cabo la recolecta de los campos. "Durante estos meses su atención (de la insurgencia) se centra en mantener seguro estos lugares", reconoció. En este sentido, expresó su temor ante un posible traslado de la cultivación del opio del sur a la provincia de Bagdhis, de mayoría pashtun, como la mayoría de los talibán.

Castellano afirmó que le gustaría "tener más dinero para la reconstrucción" en el oeste de Afganistán para impulsar la infraestructura en la zona y, al ser preguntado específicamente si necesitaría más tropas en su zona de mando, el general reconoció que todo militar siempre querría tener más. "Si tuviera 40.000, querría más", admitió.