Israel realiza un masivo ejercicio de defensa militar y civil

JERUSALÉN (Reuters) - Israel lanzó el domingo su mayor ejercicio interno de defensa, preparando a civiles y soldados para ataques con misiles en un eventual conflicto con Irán o enemigos árabes.

La iniciativa de cinco días, llamada Punto de Quiebre 3, es parte de un entrenamiento anual de rutina que los israelíes instituyeron tras el conflicto del 2006 en el Líbano, durante el cual la guerrilla de Hezbolá apoyada por Irán lanzó 4.000 proyectiles hacia el Estado judío.

Se han producido asaltos similares en el sur por parte de los militantes palestinos de Hamás en la Franja de Gaza, aunque la violencia se ha reducido desde que Israel lanzó una ofensiva contra el territorio en diciembre pasado.

El ejercicio está siendo observado de cerca en la región debido a las especulaciones sobre un posible asalto israelí con misiles contra las instalaciones nucleares de Irán, lo que podría causar una agresiva respuesta.

El proceso incluirá el sonido de sirenas indicando ataques aéreos el martes, además de simulación de asaltos químicos y con proyectiles.

El primer ministro Benjamin Netanyahu describió la instrucción como una simple medida preventiva.

"Esta es una acción de rutina y no está ligada a ninguna clase de evento extraordinario o a cualquier alerta de inteligencia", afirmó a su gabinete en comentarios transmitidos por los medios.

"Es parte de la forma en que vivimos y de la realidad para la cual debemos prepararnos a fin de brindar la seguridad necesaria para nuestros ciudadanos", agregó.

El líder de Hezbolá, Hasan Nasralá, dijo esta semana que su grupo tomaría "un serie de medidas preventivas durante el periodo de maniobras para evitar cualquier posibilidad de acción militar contra el Líbano", que celebrará elecciones el 7 de junio.