La Armada china muestra su poderío militar en su 60 aniversario

  • Pekín, 23 abr (EFE).- La Marina del Ejército de Liberación Popular chino, cuerpo que reúne a 250.000 efectivos y tiene como 'talón de Aquiles' el no contar todavía con ningún portaaviones, celebró hoy su 60 aniversario con un desfile naval en el litoral este de China, al que acudieron buques de guerra de 14 países.

La Armada china muestra su poderío militar en su 60 aniversario

La Armada china muestra su poderío militar en su 60 aniversario

Pekín, 23 abr (EFE).- La Marina del Ejército de Liberación Popular chino, cuerpo que reúne a 250.000 efectivos y tiene como 'talón de Aquiles' el no contar todavía con ningún portaaviones, celebró hoy su 60 aniversario con un desfile naval en el litoral este de China, al que acudieron buques de guerra de 14 países.

El desfile, celebrado en el puerto oriental de Qingdao y en el que destacó la presencia de dos submarinos nucleares, el "Larga Marcha 3" y el "Larga Marcha 6", permitió por primera vez contemplar ambos en China.

Acompañaron a éstos los submarinos convencionales "Gran Muralla 218" y "Gran Muralla 177", además de 25 buques de guerra y 31 aeronaves de la Armada china, en un acto encabezado por el presidente chino, Hu Jintao, quien también ostenta la jefatura de las Fuerzas Armadas.

Los buques incluyeron representantes de las tres flotas que posee China (Norte, Este y Sur).

Veintiún buques de 14 países participaron en la fiesta militar, entre ellos el buque escuela mexicano "Cuauhtémoc" y el destructor de la Marina estadounidense "USS Fitzgerald".

La Marina del régimen comunista nació en 1949 con una proclama en Baimamiao (provincia de Jiangsu) y al principio estaba formada por juncos, los tradicionales veleros chinos, usados normalmente en pesca y reconvertidos a navíos de exploración.

Muy atrás queda la Armada que en a principios del siglo XV, al frente del oficial eunuco Zheng He, exploró Asia y África -algunos dicen que incluso América- y era, según los historiadores, la más poderosa del mundo en esa época.

Con la proclamación de la República Popular China, en octubre de 1949, Mao Zedong pidió la construcción de una Marina "para luchar contra el imperialismo", a lo que siguió en los años 50 la construcción de una Academia Naval y la adquisición de destructores fabricados por la entonces aliada Unión Soviética.

Desde entonces, el país ha construido una flota de más de 600 navíos de guerra que incluyen 26 destructores, 51 fragatas, cinco submarinos nucleares, y proyecta contar en el futuro con tres portaaviones.

Con el estrecho de Formosa como punto más "caliente" de sus actividades, la Marina china está comprometida, como el resto del Ejército chino, a buscar el "retorno a la patria" de Taiwán, aunque en el actual momento de distensión entre Taipei y Pekín, China ha evitado menciones a la isla en la efeméride de hoy.

Los analistas militares de países como EEUU o Japón, no obstante, han señalado en los últimos años que la Marina china se ha desarrollado rápidamente en los últimos años, supera ya en capacidad de ataque a la taiwanesa y amenaza con romper el equilibrio militar en el Estrecho de Formosa.

La actualidad de la Marina china estos meses se encuentra más bien en el golfo de Adén, donde China mantiene desde diciembre un trío de buques de guerra para ayudar en las labores internacionales de lucha contra la piratería naval ante Somalia.

El destacamento naval chino, que en el segundo relevo está formada por el destructor "Shenzhen", la fragata "Huangshan", y el barco de apoyo "Weishanhu", es la primera misión de combate que el país asiático envía fuera de sus aguas internacionales desde su formación.

Antes, no obstante, ya ha llevado a cabo visitas a puertos internacionales (la primera en 1985, a Pakistán, Sri Lanka y Bangladesh) y maniobras militares conjuntas con flotas de países como Reino Unido o la India.

La historia de la Armada del régimen comunista no se ha librado, como todo lo que rodea al estamento militar chino, de toques de secretismo, como se vio en mayo de 2003, cuando 70 marineros murieron en el accidente de uno de sus submarinos, un siniestro que sólo se conoció dos semanas después de ocurrido.

El peor desastre de la flota armada china se produjo, no obstante, a mediados de la década de los ochenta, cuando una explosión en un destructor que navegaba frente a las costas de Taiwán causó más de cien muertos.

El desfile de hoy sirve de aperitivo a la parada militar que el Ejército de Liberación Popular chino celebrará el 1 de octubre, Día Nacional, en el centro de Pekín, para conmemorar el 60 aniversario del régimen.