La gripe A se extiende fuera del cuartel de Hoyo de Manzanares

MADRID (Reuters) - La gripe A ó H1N1 se ha extendido a 10 personas más fuera del recinto militar de Hoyo de Manzanares, en Madrid, donde se ha registrado un brote de la enfermedad, informó el viernes el Ministerio de Sanidad.

Uno de ellos es el primer caso en el acuartelamiento de El Ferral, en León, donde había tres casos sospechosos después de que casi 100 soldados se hubieran alojado durante varios días en la academia militar de Hoyo.

En total en España hay 167 casos confirmados de la nueva gripe, de los cuales 29 corresponden a la Academia de Ingenieros de la localidad madrileña, lo que supone tres más que ayer, según Sanidad.

Además, hay siete personas procedentes del cuartel que han dado positivo, cinco más que hasta ahora. De ellas, dos se encuentran en la comunidad de Madrid, dos en la Comunidad Valenciana, y uno en Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León.

Al mismo tiempo, se han producido otros cuatro casos confirmados de personas que han mantenido contactos con personal del cuartel de Hoyo Manzanares, tres en Madrid y una en Andalucía.

"Todas las personas que han dado positivo han presentado un cuadro clínico leve y una respuesta favorable al tratamiento", indicó el ministerio en un comunicado.

En el cuartel de Hoyo hay más de 300 soldados con los movimientos restringidos, a los que se suma otros 91 soldados en El Ferral. Esta cuarentena podría levantarse en breve, según fuentes de Defensa citadas por medios.

De acuerdo con estas noticias, alrededor de 340 soldados abandonarán las instalaciones y 37 quedarán en observación. Todas las personas en estudio se encuentran bien y no tienen síntomas clínicos destacables ni fiebre, por lo que podrían ser dados de alta a lo largo del fin de semana, agregaron.

No hubo nadie disponible en el Ministerio de Defensa para confirmar este dato.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha asegurado que la situación "está siendo controlada", y esta semana compareció en el Congreso de los Diputados junto a la de Defensa, Carme Chacón, para defender la gestión del brote en el cuartel ante las críticas del Partido Popular.

Jiménez y Chacón han insistido en que se han aplicado los protocolos de la Organización Mundial de la Salud, y han afirmado que no hubo negligencia al permitir la visita de un colegio a Hoyo cuando ya se conocía que había algunos soldados con síntomas gripales.