La OTAN lamenta la decisión de Rusia de no acudir a una reunión bilateral prevista para este mes

BRUSELAS, 5 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, lamentó hoy la decisión de Rusia de no acudir a una reunión ministerial de Asuntos Exteriores del Consejo OTAN-Rusia prevista para finales de este mes aunque no se había cerrado la fecha todavía del encuentro. El diplomático holandés subrayó, no obstante, su deseo de que las partes puedan encontrar una fecha "pronto" para celebrar la reunión al considerar que "hay muchos asuntos de interés común" de aliados y rusos para abordar.

"El secretario general lamenta la decisión porque considera que hay muchos asuntos de interés común y mutuo sobre los que pueden discutir la OTAN y Rusia", precisó la portavoz adjunta de la Alianza, Carmen Romero.

La portavoz precisó que la decisión de Rusia fue comunicada hoy a los aliados por un representante de la delegación rusa durante el Comité de Preparación para una reunión del Consejo OTAN-Rusia celebrada hoy "debido a los acontecimientos recientes".

No obstante, Romero precisó que el secretario general aliado "espera que se encuentre pronto una fecha apropiada para una reunión de ministros de Asuntos Exteriores del Consejo OTAN-Rusia". Aunque no había una fecha cerrada, las partes preveían reunirse en las dos últimas semanas de mayo.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, criticó recientemente a la Alianza por la orden de expulsión, emitida el pasado miércoles, de dos diplomáticos rusos por su presunta relación con el caso de espionaje de Herman Simm, ciudadano estonio condenado el pasado mes de febrero a más de doce años de cárcel por haber entregado más de 2.000 páginas de información secreta, con implicaciones para la Alianza, al Servicio de Inteligencia Exterior ruso (SVR). La orden de expulsión coincidió con la reanudación de las reuniones formales del Consejo OTAN-Rusia a nivel de embajadores ese mismo día.

MANIOBRAS MILITARES EN GEORGIA

Asimismo, el jefe de Estado ruso ha criticado a la OTAN por las maniobras militares que prevé realizar a partir de mañana al este de Tiblisi, la capital georgiana. Medvedev ha dicho que éstas pueden perjudicar a las relaciones bilaterales OTAN-Rusia y los ha calificado de "miopes".

Los ejercicios, bautizados con el nombre de 'Longbow Cooperative Lancer', estarán dirigidos por el teniente general español Caetano Miró Valls, comenzarán el próximo 6 de mayo y se prolongarán durante un mes hasta el 1 de junio, según informó el cuartel militar de la OTAN en un comunicado. Las maniobras se enmarcan dentro de los programas de la Alianza Partenariado para la Paz, el Diálogo Mediterráneo y la Iniciativa de Cooperación de Estambul.

Dichas maniobras comenzaron a planificarse durante la primavera de 2008 y se desarrollarán concretamente en la zona de entrenamiento de Vaziani, 20 kilómetros al este de Tiblisi, precisó la OTAN en un comunicado.

En ellas participarán 650 militares de 20 países aliados y socios, incluidos nueve Estados miembros (España, Estados Unidos, Canadá Grecia, Turquía, Reino Unido, Albania, Croacia y Hungría), otros 10 países socios de la Alianza (Georgia, Ucrania, Armenia, Azerbaiyán, Bosnia y Herzegovina, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Serbia, Moldavia, Kazajistán y Suiza) y Emiratos Árabes Unidos.

Las maniobras, "centradas en la evacuación de civiles", se complementarán con un ejercicio de entrenamiento de operaciones de apoyo a la paz sobre el terreno que se desarrollará entre el 18 de mayo y el 1 de junio con la participación de unos 450 efectivos.

Las relaciones entre Rusia y Georgia son especialmente tensas después de que Moscú y Tiblisi libraran una guerra de cinco días en agosto pasado por el control de la región secesionista de Osetia del Sur. Posteriormente, Rusia ha reconocido la independencia no sólo de Osetia del Sur, sino también de Abjazia, la otra región separatista georgiana que pujaba por su independencia.

La OTAN suspendió unilateralmente sus contactos formales con Moscú, en el marco del Consejo OTAN-Rusia, en respuesta al uso desproporcionado de la fuerza que empleó Moscú en el Cáucaso. Sin embargo, los países aliados acordaron en marzo pasado reanudar de manera gradual los contactos formales con Rusia.