Las fuerzas españolas repelen dos ataques en Afganistán

MADRID (Reuters) - Las tropas españolas desplegadas en Afganistán se vieron envueltas el sábado por la tarde en sendos ataques de la insurgencia afgana, sin que se produjeran víctimas ni daños materiales, informó el domingo el Ministerio de Defensa español.

En ambos casos las tropas estaban desempeñando misiones en apoyo de las fuerzas de seguridad afganas, dijo el ministerio en un comunicado.

El primero de ellos se produjo cuando una patrulla del equipo de reconstrucción provincial español de Qala-i-Naw, en el suroeste del país, sufrió un ataque mediante fuego de fusilería y lanzagranadas RPG en las proximidades de la localidad de Sang-Atesh.

El convoy atacado estaba compuesto por 28 vehículos militares españoles y 17 pertenecientes a las fuerzas de seguridad y a la policía nacional de Afganistán.

"El ataque fue repelido de forma satisfactoria por las fuerzas españolas que fueron apoyadas por aviación de ISAF, que no llegó a abrir fuego", dijo Defensa.

El segundo ataque se produjo casi simultáneamente en el centro de la localidad de Siahvashan, situada a unos 8 km al este de la Base de Herat, en el oeste del país.

Una patrulla española realizaba una misión de seguridad junto con fuerzas de la policía afgana cuando fueron atacados por insurgentes con fuego de fusilería y de lanzagranadas RPG.

"La situación de las casas de la localidad, la insistencia de la insurgencia y una importante tormenta que se desencadenó en ese mismo momento, hizo que el ataque se prolongara algo más de 4 horas, hasta que las fuerzas españolas consiguieron repeler de forma satisfactoria el ataque y abandonar el pueblo", dijo el comunicado.

Los españoles contaron con apoyo aéreo de helicópteros italianos.

España, que tiene desplegados en Afganistán a unos 770 efectivos integrados en la Fuerza Internacional para la Seguridad en Afganistán (ISAF, por sus siglas en inglés) de la OTAN, tiene previsto enviar un batallón de 450 militares para reforzar la seguridad en las elecciones presidenciales afganas del 20 de agosto.

Los comicios, para los que el actual mandatario Hamid Karzai parece ser el candidato favorito, están considerados como una prueba de fuego del éxito de casi una década de intervención internacional en Afganistán.

La insurgencia, con conexiones talibanes, está ganando fuerza por el sur y este del país.