Las tropas británicas suman cuatro bajas en un solo día y elevan el total de víctimas a 157 desde 2001

LONDRES, 8 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán)

Las tropas de Reino Unido desplegadas en Afganistán registraron en la jornada de ayer un total de cuatro bajas, dos en un ataque suicida, en lo que representa el mayor número de muertos en una sola jornada en más de un año en el conflicto iniciado en 2001 que ha costado la vida ya a 157 soldados británicos.

El último incidente se produjo en la provincia de Helmand, donde fallecieron un miembro del primer batallón de los Royal Gurkha Rifles y otro de la Real Policía Militar que tomaban parte en una patrulla que se vio sorprendida por un ataque suicida.

Las otras dos víctimas fueron un soldado del segundo batalllón de los Rifles, muerto en una explosión, y un soldado que fue disparado. Las familias de los cuatro han sido ya informadas de la tragedia, que eleva a 157 el total de las bajas de Reino Unido en un conflicto al que destinará una nueva remesa para garantizar la seguridad en las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo verano.

De esta forma, el Ejército británico estará compuesto por unos 9.000 hombres, si bien este número tendrá un carácter temporal, hasta que pase la cita con las urnas. Las autoridades militares reconocieron el impacto de las cuatro muertes en una misma jornada, que calificaron de "triste" en la historia de las operaciones de Reino Unido en Helmand.