CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

Las tropas de EEUU, España y Francia deberán abandonar Manás antes del 20 agosto

  • Moscú, 20 feb (EFE).- Kirguizistán informó hoy oficialmente a Washington de su decisión de cerrar la base aérea norteamericana de Manás, por lo que las tropas de EEUU, España y Francia desplegadas en sus instalaciones deberán abandonarla antes del próximo 20 de agosto.

Moscú, 20 feb (EFE).- Kirguizistán informó hoy oficialmente a Washington de su decisión de cerrar la base aérea norteamericana de Manás, por lo que las tropas de EEUU, España y Francia desplegadas en sus instalaciones deberán abandonarla antes del próximo 20 de agosto.

Según la práctica internacional, una vez un acuerdo intergubernamental es denunciado la Cancillería del país en cuestión debe informar a los firmantes de la terminación del convenio, de acuerdo con la agencia oficial rusa Itar-Tass.

A partir de ese momento, Estados Unidos y los otros países con tropas en Manás tienen 180 días para abandonar la base, a disposición de la coalición internacional que combate en Afganistán desde diciembre de 2001.

El presidente de Kirguizistán, Kurmanbek Bakíev, promulgó hoy la ley sobre el cierre de la base -la última con la que cuenta Washington en Asia Central, región limítrofe con Afganistán-, que había sido aprobada ayer por el Parlamento de ese país centroasiático.

El cierre de Manás supone un varapalo para la coalición, ya que la base acoge en torno a un millar de soldados estadounidenses y aliados, además de varios aviones cisterna y de transporte militar, vitales para el suministro de las tropas desplegadas en Afganistán.

Manás aumentó en importancia cuando las tropas estadounidenses abandonaron en noviembre de 2005 la base militar uzbeka de Karshi-Janabad, cercana a la frontera con Afganistán, por exigencias del presidente de Uzbekistán, Islam Karímov.

La guerra en Afganistán es uno de los pilares de la política exterior del nuevo presidente estadounidense, Barack Obama, que reconoció ayer que la situación en ese país "está empeorando".

Obama tiene previsto aprobar el envío de entre 20.000 y 30.000 soldados adicionales a Afganistán, con lo que el contingente estadounidense ascendería a entre 56.000 y 66.000 efectivos.

En todo caso, el Pentágono insistió la víspera en que este imprevisto no afectará "en manera alguna" a las operaciones antiterroristas y adelantó que ya baraja varias "alternativas" para el despliegue de tropas en Afganistán.