Londres comienza la retirada oficial de Irak tras seis años de misión

Londres comienza la retirada oficial de Irak tras seis años de misión

Londres comienza la retirada oficial de Irak tras seis años de misión

LONDRES, 31 (EUROPA PRESS/Eva Martínez Millán) Reino Unido comenzó hoy la retirada oficial de Irak tras seis años de misión que concluirá a finales de julio con la salida del último destacamento de unas tropas que hasta ahora alcanzaban los 4.100 hombres, en cumplimiento con el compromiso asumido por el primer ministro, Gordon Brown, poco después de tomar posesión de su cargo en junio de 2007. No obstante, problemas de logística relacionados con las responsabilidades del Ejército británico, que desde su base militar de Basora, a 550 kilómetros de la capital, se encargaba del asesoramiento y la formación de las fuerzas de seguridad locales, impidieron un regreso retrasado a lo largo de este año y que finalmente se prolongará a lo largo de esta primera mitad de 2009. Brown cierra de esta manera la transición de una operación promovida por su antecesor, Tony Blair, cuando en marzo de 2003 apostó por alinearse como principal aliado del ya ex presidente de Estados Unidos, George W. Bush, en el conflicto que provocó la caída del régimen de Sadam Husein, pese a la contestación interna que esta decisión le granjeó en Reino Unido. Al respecto, el propio Brown acometió al principio de su mandato una retirada parcial del contigente de 45.000 efectivos con los que el Ejército británico llegó a contar en el país árabe y, ya el pasado mes de julio, tras la tercera de las cuatro visitas que realizó como primer ministro a Irak, había anunciado para 2009 un "cambio sustancial", después de que la pasada primavera hubiese aplazado sin fecha un recorte hasta 2.500 hombres. TRANSFERENCIA DE PODERES El primer paso se produjo hoy con la transferencia de poderes del general británico Andy Salmon al responsable de la que se conocerá como División Multinacional Sur, el norteamericano Michael Oates. El traspaso de autoridad se produjo en una ceremonia de entrega que llevó al intercambio de los banderines de cada país y en la que el jefe de Defensa, Jock Stirrup, elogió la labor de quienes sirvieron en estos seis años de misión. Hasta el 31 de mayo dejarán el país la mayoría de los 4.000 hombres, ya que 400 permanecerán dos meses más para concluir con las labores de entrenamiento de las fuerzas iraquíes. "Esta ocasión es sobre el incontable número de jóvenes que se han unido aquí con dedicación, compromiso y coraje durante este tan largo período de tiempo", declaró el jefe áereo británico. No obstante, en adelante las responsabilidades de Estados Unidos variarán respecto a las desempeñadas por Reino Unido, ya que se centrarán en el entrenamiento de la policía y en mantener abiertas las rutas de suministro entre el sur de Irak y la capital, Bagdad. Además, las fuerzas norteamericanas han reducido también su presencia, si bien el grueso no abandonará el país hasta finales de 2011, según anunció el presidente, Barack Obama.