Más de un centenar de militares parten para Afganistán

  • Santiago de Compostela, 9 mar (EFE).- La segunda rotación de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (Brilat) "Galicia" VII, compuesta por 139 militares, ha partido esta tarde hacia Afganistán, en el segundo vuelo organizado para relevar, durante los próximos cuatro meses, a las tropas españolas desplegadas en ese país.

Más de un centenar de militares parten para Afganistán

Más de un centenar de militares parten para Afganistán

Más de un centenar de militares parten para Afganistán

Más de un centenar de militares parten para Afganistán

Unos doscientos militares parten hacia Afganistán para continuar el relevo

Unos doscientos militares parten hacia Afganistán para continuar el relevo

Santiago de Compostela, 9 mar (EFE).- La segunda rotación de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (Brilat) "Galicia" VII, compuesta por 139 militares, ha partido esta tarde hacia Afganistán, en el segundo vuelo organizado para relevar, durante los próximos cuatro meses, a las tropas españolas desplegadas en ese país.

En este segundo vuelo, que despegó pasadas las cinco de la tarde de la zona militar del aeropuerto de Santiago de Compostela, embarcaron 230 militares, 139 miembros de la Brilat, con base en Pontevedra, y otros 91 militares, pertenecientes a distintas unidades del Ejército de Tierra, que salieron ya del aeropuerto de Madrid esta mañana.

Esta segunda rotación, que se desplegará en la provincia de Badghis, se une al relevo de las fuerzas españolas en Afganistán, iniciado la semana pasada con un vuelo en el que se desplazaron a Herat 212 militares desde el aeropuerto santiagués de Lavacolla, y que se completará con un tercer vuelo.

El teniente-coronel Dalmau, que actuó de portavoz del contingente militar, aseguró que el objetivo de la misión es "dar seguridad a la zona, para favorecer las labores de reconstrucción" y, además, "ayudar al Gobierno afgano para extender su poder nacional por todo el País".

Dalmau insistió en que el despliegue de tropas internacionales permite "dar seguridad y que las instituciones y las ONG y todos los elementos de reconstrucción trabajen con cierta tranquilidad"

Asimismo, explicó que durante los próximos días se solaparán con los militares presentes en la zona, para conocer "sobre el terreno" cual es la situación real del País.

Los militares, entre los que se encontraban al menos 6 mujeres, partieron en medio de un ambiente emotivo, entre sus familiares que acudieron a la zona militar del aeropuerto de Santiago de Compostela para despedir al contingente con base en Pontevedra.

Los familiares consultados por Efe coincidían en afirmar que los militares partían rumbo a Afganistán "contentos y esperanzados", para contribuir a la paz del País.

Jose Manuel Fernández, padre de un militar con más de diez años de experiencia profesional, recalcó la "vocación" de su hijo que lleva "casi una vida" al servicio de las Fuerzas Armadas y aseguró que no tienen "miedo ninguno".

Los militares españoles tienen como misión apoyar al Gobierno de Afganistán en la provincia de Badghis, mantener un entorno seguro y estable para estabilizar la gobernabilidad, así como promover y facilitar los esfuerzos de reconstrucción y desarrollo de la provincia.

El contingente operará durante los próximos cuatro meses, en la misma zona de responsabilidad, para hacer cumplir la resolución 1386 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

España tiene desplegados cerca de 800 militares en Afganistán, encuadrados en la misión ISAF de Naciones Unidas.