Militares españoles dicen que el ataque al crucero Melody por piratas les puso "los pelos de punta"

  • Madrid, 27 abr (EFE).- Los militares españoles a bordo del petrolero "Marqués de la Ensenada" afirman que el ataque al crucero Melody en aguas somalíes "nos ha puesto a todos los pelos de punta, debido a la magnitud del desafío y al modus operandi" de los piratas, que realizaron más de cien disparos.

Militares españoles dicen que el ataque al crucero Melody por piratas puso "los pelos de punta"

Militares españoles dicen que el ataque al crucero Melody por piratas puso "los pelos de punta"

Madrid, 27 abr (EFE).- Los militares españoles a bordo del petrolero "Marqués de la Ensenada" afirman que el ataque al crucero Melody en aguas somalíes "nos ha puesto a todos los pelos de punta, debido a la magnitud del desafío y al modus operandi" de los piratas, que realizaron más de cien disparos.

Así lo revelan los tripulantes del "Marqués de la Ensenada" en el "Diario de a bordo" de este buque que participa en la Operación "Atalanta" de la UE y que fue el primero en acudir en auxilio del crucero Melody, de bandera panameña y operador italiano, cuando fue atacado el pasado sábado.

Según relatan en la página web de la Armada, "afortunadamente, estos desalmados contra los que luchamos no fueron capaces de detener el buque que, con una propulsión envidiable y gran pericia del capitán, puso máxima velocidad y consiguió evadirse del secuestro".

En sus observaciones, los tripulantes del petrolero español afirman que durante toda esa noche del viernes al sábado en la zona hubo ataques en el sur del Golfo de Adén y en las proximidades de las Seychelles.

Ante el ataque al Melody, con más de 900 pasajeros a bordo y más de 500 personas de dotación, el petrolero español se puso a máxima velocidad y "lanzamos a nuestro Gato (helicóptero) a la distancia idónea para visualizarlo y ofrecer un halo de tranquilidad a los pasajeros y a la tripulación".

En esos momentos el comandante, el capitán de fragata Alfonso Gómez Fernández de Córdoba, pudo mantener una conversación con el capitán del crucero italiano y "en menos de una hora" navegaba junto al transatlántico.

Al parecer, el equipo de seguridad a bordo, de nacionalidad israelí, repelió el ataque cuando los piratas ya habían colgado la escala en el costado.

Según relatan los militares de la Armada embarcados en este petrolero español, "cada día siguen los secuestros y ataques aunque siguen siendo en zonas alejadas de nosotros y alejada de los buques con bandera española".

Sin embargo, como miembros de una agrupación europea, los militares españoles destacan que actuarán en defensa de "todo buque que se vea amenazado sea de la bandera que sea".