Ottawa dispuesta a enfrentarse con Rusia para defender sus derechos en el Ártico

  • Toronto (Canadá), 27 mar (EFE).- Canadá aseguró hoy que está dispuesta a enfrentarse a Rusia para defender sus derechos en el Ártico después de que medios de comunicación rusos informaran que Moscú prepara unidades del Ejército especializadas en la región.

Ottawa dispuesta a enfrentarse con Rusia para defender sus derechos en el Ártico

Ottawa dispuesta a enfrentarse con Rusia para defender sus derechos en el Ártico

Toronto (Canadá), 27 mar (EFE).- Canadá aseguró hoy que está dispuesta a enfrentarse a Rusia para defender sus derechos en el Ártico después de que medios de comunicación rusos informaran que Moscú prepara unidades del Ejército especializadas en la región.

El ministro de Asuntos Exteriores canadiense, Lawrence Cannon, dijo en Montreal que Ottawa prefiere resolver los asuntos de forma bilateral pero añadió que "Canadá no será intimidada" por Rusia.

Los principales medios de comunicación canadienses recogieron hoy informaciones publicadas en Rusia que indicaban que Moscú está preparando unidades militares especializadas en la defensa de los intereses económicos y políticos del país en las regiones árticas.

Las palabras de Cannon son el último ejemplo de la creciente tensión entre Canadá y Rusia.

El pasado 27 de febrero, el ministro de Defensa de Canadá, Peter MacKay, desveló de forma imprevista que aviones de combate interceptaron un bombardero ruso en el Ártico, en las cercanías del espacio aéreo canadiense, un día antes de la visita del presidente estadounidense Barack Obama a Ottawa.

MacKay insinuó que Rusia intentó probar la fortaleza de las defensas aéreas norteamericanas lo que fue tajantemente desmentido por Moscú, que dijo que el bombardero ruso nunca estuvo a menos de 200 kilómetros de distancia del espacio aéreo canadiense y que la misión había sido comunicada a las autoridades.

Durante el conflicto que en agosto de 2008 enfrentó a Rusia y Georgia, Ottawa se alineó con la república caucásica y el primer ministro canadiense, Stephen Harper, expresó su preocupación por lo que denominó la nueva "mentalidad de la era soviética" de Moscú.

En el Ártico, el enfrentamiento entre Canadá y Rusia se aceleró a partir de agosto de 2007 cuando dos minisubmarinos plantaron una bandera rusa en el fondo del océano Ártico.

Desde entonces, el Gobierno canadiense se ha esforzado en reafirmar sus derechos sobre una región que se considera contiene gigantescas reservas de petróleo, gas y valiosos depósitos minerales.

El año pasado Ottawa anunció un ambicioso programa de renovación de sus fuerzas militares que incluye el establecimiento de una base permanente en las regiones árticas del país.

Canadá ha identificado sus reivindicaciones territoriales en el Ártico como uno de los principales enfoques de su política militar.

Además de Rusia, Estados Unidos, Dinamarca y Noruega están interesados en reivindicar su soberanía sobre áreas del Ártico.