Revilla, De la Serna y Seve Ballesteros juran bandera junto a unos 300 cántabros

Ballesteros impartirá conferencias sobre su enfermedad para ayudar a personas que estén pasando por lo mismo

SANTANDER, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna; el jugador de golf Severiano Ballesteros; y el delegado de Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, juraron hoy bandera, junto a unos 300 cántabros, en un acto presidido por la ministra de Defensa, Carme Chacón.

El acto, celebrado con motivo de la conmemoración en Santander durante este fin de semana del Día de las Fuerzas Armadas, supuso la segunda aparición pública del jugador de golf desde que se le diera de alta hospitalaria por el tumor cerebral que padecía y del que ha sido operado en varias ocasiones.

En declaraciones a los medios, el de Pedreña explicó que se encuentra "mejor que antes", ahora que se ha "quitado lo malo". Sus planes de futuro pasan por realizar alguna exhibición e impartir conferencias para ayudar a gente que lo esté pasando tan mal como él, movido por su creencia en que "se está en esta vida para ayudar a los demás".

Ballesteros juró bandera entre los aplausos del público y fue saludado por la ministra de Defensa, Carme Chacón, que le dio las gracias por asistir al acto. A su vez, el jugador de golf felicitó a la ministra por su nombramiento en una cartera "complicada".

El golfista mostró su "honor y orgullo" por el acto de hoy, y le pareció "bonito" ver el Paseo Pereda de Santander "lleno" de banderas de España, algo que a su juicio "debería ser así todos los días del año".

Por su parte, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que juró bandera por quinta vez, se confesó "emocionado" pese a estar "muy acostumbrado" a estos actos. Revilla recordó que no se considera "radical", salvo en lo relacionado con los símbolos de la nación y su defensa.

El jefe del Ejecutivo cántabro destacó el buen tiempo que hacía e incidió en el "efecto publicitario" de este acto, que obedece a su objetivo de "globalizar Cantabria" y "poner la región en el mapa del mundo". Además, valoró la presencia de los Reyes de España en los actos de la noche de hoy y de mañana domingo, tras enfatizar que en un año y medio, contando hasta el próximo mes de octubre, habrán acudido a la Comunidad Autónoma en hasta cinco ocasiones.

Asimismo, el presidente regional también elogió a la ministra de Defensa, por el "simbolismo" de que sea una mujer la que dé instrucciones a las Fuerzas Armadas, un rasgo de "normalidad democrática" por el que aseguró sentirse "muy orgulloso".

Revilla juró bandera junto al alcalde de Santander, Íñigo de la Serna; el delegado de Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, y hasta 16 concejales de la Corporación santanderina --casi todos los miembros del equipo de Gobierno del Partido Popular, que cuenta con 15 ediles--, y la concejal socialista, Rosa Inés García. También juró bandera el presidente del Partido Popular de Cantabria, Ignacio Diego.

El acto estuvo presidido por la ministra de Defensa, Carmé Chacón, que fue recibida con algunos silbidos entre parte del público. Junto a ella, en la tribuna de autoridades se encontraban el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, general del Aire Julio Rodríguez; representantes de la cúpula militar y civil de este departamento y la secretaria general del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

En la jura de bandera, organizada por el Ejército del Aire, el jefe del Grupo de Seguridad del Cuartel General del Ejército del Aire, Andrés Dolón, defendió que el "respeto" a la bandera "no es patrimonio exclusivo" de los militares, sino que lo es "de todos los españoles.

Durante el acto, los civiles --entre los que hubo una pareja que juró ataviada con prendas típicas cántabras-- juran o prometen respetar la Constitución y la figura del Rey, y "si fuera necesario, entregar la vida en defensa de España".

Para Dolón, "entregar la vida es la más alta expresión de sacrificio que una persona puede llevar a cabo" por su país, y aseveró que, en caso de que se llegara a ese extremo, esa entrega "no sería baldía", al igual que no lo ha sido la de quienes murieron en el pasado por las mismas razones, ya que "no muere el espíritu de servicio a los demás ni el amor a la tierra".

El jefe del Grupo de Seguridad del Cuartel General del Ejército del Aire recordó la relación entre el Ejército y Cantabria, con militares a lo largo de la historia como el capitán Pedro Velarde, que participó en los levantamientos del Dos de Mayo en Madrid; el almirante Bonifaz, que participó en la conquista de Sevilla o el navegante Juan de la Cosa, entre otros.

ACTO

En el acto desfilaron un total de 180 personas, procedentes de la Sección del Régimen de Infantería Gareyano 45 del Ejército de Tierra en Bilbao, de la Sección de Marinería de la Escuela Antonio Escaño de El Ferrol y el Escuadro de Honor de la Agrupación del Cuartel General del Ejército del Aire, acompañados de la Banda de Música del Ejército del Aire de la Base Aérea de Getafe.

Cada agrupación, salvo la de música, portaba una bandera, que fueron ante las que se prestó el juramento o promesa. Una de ellas, ubicada en el centro, se reservó para las autoridades y para el golfista Severiano Ballesteros.

Tras desfilar tanto los que juraban bandera como los miembros de las agrupaciones, se dieron los honores a la autoridad, la ministra de Defensa, que pasó revista a las tropas. Después de la celebración del acto, que concluyó con vivas a España y la interpretación del himno nacional, hubo un desfile terrestre y una exhibición aérea de la Patrulla Águila.