Robert Gates asegura que un general no fue cesado por pedir más tropas en Afganistán

  • Washington, 13 may (EFE).- El secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, aseguró hoy que el cese del general David McKiernan, que será reemplazado al mando de las tropas en Afganistán, no se debe a que el militar hubiera pedido más refuerzos para esa guerra.

Robert Gates asegura que un general no fue cesado por pedir más tropas en Afganistán

Robert Gates asegura que un general no fue cesado por pedir más tropas en Afganistán

Washington, 13 may (EFE).- El secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, aseguró hoy que el cese del general David McKiernan, que será reemplazado al mando de las tropas en Afganistán, no se debe a que el militar hubiera pedido más refuerzos para esa guerra.

En una comparecencia ante la Cámara de Representantes, Gates afirmó que "un mando sobre el terreno nunca se debería sentir limitado a la hora de pedir lo que necesita".

McKiernan "se retirará con todo el honor y el respeto que merece", declaró Gates, quien aseguró que "no ha habido ninguna intención de comunicar nada negativo ni de denigrarle de ninguna manera".

El Pentágono anunció el pasado lunes la marcha de McKiernan, a quien el presidente anterior, George W. Bush, había nombrado al frente de las tropas en Afganistán el año pasado.

Según indicó entonces Gates, el Gobierno percibe que era necesario ver la guerra en Afganistán, que se ha recrudecido gradualmente en los últimos tiempos, "con otros ojos".

El Departamento de Defensa ha seleccionado al teniente general Stanley McChrystal para reemplazar a McKiernan, un militar al que el Pentágono percibía como demasiado convencional en sus planes de guerra.

El relevo se produce después de que el presidente de EE.UU., Barack Obama, haya decidido una nueva estrategia para Afganistán y Pakistán, que pondrá el énfasis en un mayor número de tropas y personal civil en el primero y un aumento de la asistencia al segundo país.

Desde su llegada a Kabul, McKiernan había pedido un aumento de las tropas para Afganistán, que hasta entonces sumaban cerca de 36.000 soldados.

Con los aumentos anunciados por la Casa Blanca, para finales de este año los militares estadounidenses en Afganistán sumarán cerca de 68.000, indicó Gates.

McKiernan había pedido 10.000 soldados adicionales para el año próximo aunque se desconoce qué ocurrirá con esa solicitud una vez se complete su relevo.

El jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas estadounidenses, el almirante Mike McMullen, que también declaró hoy ante la Cámara de Representantes, indicó que la cifra prevista para este año "es más o menos la que hace falta".