Mattis afirma que el sistema de misiles THAAD es la solución a la amenaza "real" que representa Corea del Norte


MADRID|

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, ha defendido este sábado desde Singapur la necesidad de poner en marcha lo antes posible el sistema defensivo de misiles THAAD, cuya implantación en Corea del Sur negocian Washington y Seúl desde hace meses, para desbaratar la amenaza "real" que supone el régimen norcoreano.

"No he elegido enviar el THAAD a Corea del Sur para proteger a su gente de un problema imaginario. El problema no es la naturaleza eminentemente defensiva del sistema. El problema es Corea del Norte", ha manifestado Mattis.

El secretario de Defensa ha reiterado que la resolución del conflicto norcoreano es "prioritaria" para Estados Unidos y que espera concretarla a través de un sistema de alianzas con China, Japón y Australia, según ha hecho saber durante su comparecencia en la 16ª Cumbre de Seguridad de Asia -- también conocida como el Diálogo de Shangri-La --.

El secretario de Defensa ha hecho especial hincapié en la velocidad a la que Corea del Norte está probando sus misiles balísticos desde principios de año. El régimen de Kim Jong Un ha realizado nueve pruebas desde entonces, aunque no todas de misiles de medio alcance.

Para Mattis está claro que "el régimen ha incrementado el ritmo y el alcance de sus esfuerzos bélicos, con actos manifiestamente ilegales bajo el Derecho internacional".

"Frente a ello", ha remachado en su comparecencia, recogida por la agencia oficial de noticias surcoreana, Yonhap, "de que la situación actual no puede seguir así".