Amnistía Internacional expresa su preocupación por los derechos de inmigrantes y solicitantes de asilo en España

  • Londres, 28 may (EFE).- Amnistía Internacional (AI) denunció hoy que los esfuerzos de España en 2008 para controlar la inmigración, en colaboración con la Unión Europea (UE) y algunos países africanos, "pusieron en peligro los derechos" de los inmigrantes y solicitantes de asilo.

Amnistía Internacional expresa su preocupación por los derechos de inmigrantes y solicitantes de asilo en España

Amnistía Internacional expresa su preocupación por los derechos de inmigrantes y solicitantes de asilo en España

Londres, 28 may (EFE).- Amnistía Internacional (AI) denunció hoy que los esfuerzos de España en 2008 para controlar la inmigración, en colaboración con la Unión Europea (UE) y algunos países africanos, "pusieron en peligro los derechos" de los inmigrantes y solicitantes de asilo.

En su informe anual, con datos relativos a 2008, AI expresa también su preocupación porque el año pasado siguieron "siendo frecuentes" en España "los informes de tortura y malos tratos" a manos de quienes deben "hacer cumplir la ley" y se mantuvo "la detención en régimen de incomunicación".

La organización pro derechos humanos también destaca que ETA "prosiguió con su campaña de violencia y reivindicó la autoría de cuatro homicidios", el del guardia civil Juan Manuel Piñuel Villalón, el militar Luis Conde de la Cruz, el ex concejal socialista Isaías Carrasco y el empresario Ignacio Uría Mendizábal.

En el apartado de inmigración, AI afirma que los acuerdos de readmisión firmados entre España y numerosos países del norte y oeste de África no incluían garantías adecuadas en materia de derechos humanos.

En cuanto a las denuncias sobre tortura y malos tratos, se hace eco de la preocupación al respecto tanto del Tribunal Constitucional como del relator especial de la ONU sobre la promoción y protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales en la lucha contra el terrorismo, Martin Scheinin.

Entre los casos recogidos en el informe, figura la denuncia de dos presuntos miembros de ETA detenidos y recluidos en régimen de incomunicación en la localidad vasca de Mondragón (Guipúzcoa) y, según informes, "sometidos a malos tratos durante el arresto".

"Uno tuvo que ser ingresado posteriormente en un hospital de San Sebastián con dos costillas rotas y perforación pulmonar", añade AI, que también se hace eco del caso de Mohammed Fahsi, detenido por sospechas de terrorismo, y las denuncias de malos tratos a detenidos en la comisaría de la policía autonómica catalana de Les Corts, en Barcelona.

Otros temas de preocupación en materia de derechos humanos para AI es la devolución de dos ciudadanos a Siria y Rusia a pesar de que podían correr riesgo de tortura y otros malos tratos, uno de ellos Basel Ghalyoun, absuelto por la Justicia española de su implicación en los atentados del 11 de marzo de 2004.

La organización muestra su preocupación por la existencia de denuncias de casos de racismo en España y llama la atención sobre el hecho de que, tres años después de la promulgación de una ley contra la violencia de género, las víctimas seguían encontrando obstáculos para obtener asistencia médica y acceder a la justicia.

Las mujeres inmigrantes en situación irregular se enfrentaban a dificultades especiales, añade AI, que destaca cómo de las 70 mujeres que murieron en 2008 a manos de su pareja o ex pareja, 34 eran extranjeros.

AI también se refiere en el informe a la apertura y posterior cierre de una investigación sobre las desapariciones forzadas ocurridas durante la Guerra Civil (1936-1939) y la dictadura de Franco.

El informe, que repasa la situación de los derechos humanos en el mundo, también recuerda que el Gobierno español adoptó el año pasado su plan de acción nacional en materia de derechos humanos.