Argentina celebra la aprobación del Proyecto de la ONU de Genética Forense y DD.HH.

  • Buenos Aires, 27 mar (EFE).- El Gobierno de Argentina celebró la decisión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU de aprobar hoy por unanimidad el Proyecto sobre Genética Forense y Derechos Humanos.

Argentina celebra la aprobación del Proyecto de la ONU de Genética Forense y DD.HH.

Argentina celebra la aprobación del Proyecto de la ONU de Genética Forense y DD.HH.

Buenos Aires, 27 mar (EFE).- El Gobierno de Argentina celebró la decisión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU de aprobar hoy por unanimidad el Proyecto sobre Genética Forense y Derechos Humanos.

La iniciativa fue presentada en el marco de la última Asamblea General de las Naciones Unidas, en septiembre pasado, por la presidenta argentina, Cristina Fernández, y la titular de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y contó con 45 patrocinadores de todo el mundo.

"Esta resolución instala por primera vez esta cuestión en el seno del Consejo de Derechos Humanos y coloca a Argentina a la vanguardia del tema a nivel internacional", señaló hoy el canciller argentino, Jorge Taiana.

Taiana sostuvo que en Naciones Unidas se destacó que su país "fue pionero en la aplicación de la genética forense para investigar la suerte de miles de desaparecidos durante la dictadura militar" (1976-1983) y "para procurar restituir su identidad a los cientos de niños que nacieron en cautiverio o fueron sustraídos a sus padres" durante el Gobierno de facto.

La resolución aprobada cita la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos de la Unesco, que destaca que las cuestiones éticas que surgen del rápido progreso de la ciencia y sus aplicaciones tecnológicas deben examinarse a la luz de la observancia de los derechos humanos y las libertades fundamentales, indicó la cancillería argentina en un comunicado.

La medida sienta las bases para redactar un manual que sirva de guía para la aplicación de la genética forense a nivel internacional, incluidas la creación y la operación voluntarias de bancos genéticos.

Como antecedente, la ONU tomó en cuenta una ley aprobada en Argentina en 1987 por la que se creó el Banco Nacional de Datos Genéticos, que archiva y sistematiza los mapas genéticos de todas las familias que tienen niños desaparecidos durante la dictadura.

"La experiencia demostró que las ciencias forenses pueden ser una de las herramientas claves, respetando ciertos principios científicos, legales y éticos, que puede contribuir con la investigación de abusos en materia de derechos humanos y de Derecho Internacional Humanitario", destacó la cancillería.