Defensores de Derechos Humanos se solidarizan con su colega guatemalteco

  • Guatemala, 27 mar (EFE).- Los defensores de los derechos humanos de Centroamérica y México manifestaron hoy su solidaridad y apoyo a su colega guatemalteco, Sergio Morales, cuya esposa, Gladys Monterroso, fue víctima este jueves de secuestro y agresiones.

Defensores de Derechos Humanos se solidarizan con su colega guatemalteco

Defensores de Derechos Humanos se solidarizan con su colega guatemalteco

Guatemala, 27 mar (EFE).- Los defensores de los derechos humanos de Centroamérica y México manifestaron hoy su solidaridad y apoyo a su colega guatemalteco, Sergio Morales, cuya esposa, Gladys Monterroso, fue víctima este jueves de secuestro y agresiones.

El defensor del Pueblo de Panamá, Ricardo Vargas, al condenar el ataque hizo un llamamiento a las autoridades guatemaltecas para "investigar estos hechos y llevar ante la justicia a los responsables, para que esto no quede en la impunidad".

Vargas, quien también preside el Consejo Centroamericano de Procuradores de Derechos Humanos, llegó hoy a la capital guatemalteca "para personalmente" manifestar su solidaridad y apoyo al procurador Morales, condenar el hecho y exigir justicia.

Con el mismo objetivo también llegaron hoy a la capital guatemalteca la Defensora de los Habitantes de Costa Rica, Lisbeth Quezada, y el presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal de México, Emilio Álvarez.

Monterroso, una abogada defensora de los derechos humanos y dirigente del izquierdista partido Encuentro por Guatemala, fue secuestrada el miércoles por la noche por un grupo de hombres armados que se cubrían el rostro con gorros pasamontañas, al salir de un restaurante del sur de la capital.

Según la denuncia de su esposo Sergio Morales, procurador de los Derechos Humanos de Guatemala (PDH), Monterroso estuvo retenida por sus captores durante más de doce horas, tiempo durante el cual fue golpeada de forma brutal y torturada.

Fue abandonada el jueves de madrugada en un sector popular del norte de la capital guatemalteca y luego trasladada a un centro asistencial privado en donde se recupera de las agresiones.

El ministro guatemalteco de Gobernación, Salvador Gándara, dijo a los periodistas que la Policía Nacional Civil (PNC) se dedica a investigar este hecho, pero aseguró que aún no se han determinado móviles ni posibles responsables.

La Defensora de los Habitantes de Costa Rica dijo que el ataque contra de Monterroso "ejemplifica el martirio de cientos de mujeres guatemaltecas que a diario son violadas, torturadas, asesinadas y amenazadas".

"Exigimos que no se quede en la impunidad. Pedimos paz para el pueblo guatemalteco que sufre desesperación y angustia" por la escalada ola de violencia, agregó Quezada.

Por su parte, el presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal de México dijo que las agresiones en contra de la esposa de Morales "son un grave ataque contra la democracia y la paz de Guatemala".

"No se trata de hechos aislados. Son acciones de cobardes y torpes a los que hay que decirles que se equivocaron si creen que detendrán a la PDH", agregó Álvarez.

El secuestro y liberación de Monterroso se produjo un día después de que el PDH haya abierto al público los archivos históricos de la desaparecida Policía Nacional (PN), que contienen información sobre la represión durante el conflicto armado (1960-1996).