EE.UU. entra al Consejo de Derechos Humanos de la ONU con la intención de reformarlo

  • Naciones Unidas, 12 may (EFE).- Estados Unidos entra por primera vez a formar parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH) con la voluntad de reformar desde dentro el órgano responsable de velar por los derechos fundamentales en el mundo, aseguró hoy la diplomacia estadounidense.

Naciones Unidas, 12 may (EFE).- Estados Unidos entra por primera vez a formar parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH) con la voluntad de reformar desde dentro el órgano responsable de velar por los derechos fundamentales en el mundo, aseguró hoy la diplomacia estadounidense.

"Aunque sabemos que el CDH es un órgano con defectos, que no ha cumplido por completo con su cometido, tenemos la intención de colaborar con otros países para reformarlo desde dentro", dijo hoy la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Susan Rice.

EE.UU., junto a otros países como México o Cuba, fue uno de los 18 países elegidos hoy por los 192 miembros de la Asamblea General para integrar el Consejo, con sede en Ginebra y conformado por naciones.

Los otros países elegidos junto a Washington en el grupo de Europa Occidental fueron Noruega y Bélgica, mientras que Cuba, México y Uruguay fueron reelectos en el bloque de América Latina y Caribe.

Rusia y Hungría se hicieron con las dos plazas disponibles para Europa Oriental, mientras que China, Bangladesh, Jordania, Arabia Saudí y Kirguizistán ocuparon las asiáticas.

Así mismo, Senegal, Nigeria, Mauricio, Yibuti y Camerún se alzaron con los cinco puestos disponibles en el grupo regional africano.

El ingreso de EE.UU. en el CDH representa un giro de 180 grados con respecto a la política de George W. Bush, que rechazó participar en el órgano y votó en contra de su creación por considerarlo dominado por países violadores de los derechos humanos.

Rice enmarcó ese cambio dentro de la voluntad de la nueva administración para que su país vuelva a desempeñar un papel significativo en la esfera multilateral.

La diplomática estadounidense aceptó las críticas de algunas organizaciones de derechos humanos y voces conservadoras dentro de su país que señalan que el Consejo tiene entre sus miembros a algunos de los países con peor historial en derechos humanos.

Así, las ONG Freedom House y UN Watch recordaron en un informe divulgado en los días previos a la votación que las violaciones de los derechos humanos cometidas por los Gobiernos de Azerbaiyán, Camerún, China, Cuba, Yibuti, Rusia y Arabia Saudí les deberían convertir en inelegibles para un órgano que vela por los derechos fundamentales.

Rice, que subrayó que EE.UU. es consciente de que el CDH "no ha cumplido por completo con su cometido", recordó que los países son electos a términos de tres años, y que por tanto, los elegidos podrán participar en el proceso de revisión de la estructura y procedimientos del órgano que se hará en 2011.

"Presentamos nuestra candidatura al Consejo de Derechos Humanos porque esta Administración y, de hecho el pueblo estadounidense, tienen un profundo compromiso con la defensa y el respeto de los derechos humanos de cada individuo", agregó la embajadora de EE.UU.

El representante de Human Rights Watch en la ONU, Steve Crawshaw, valoró positivamente la elección de EE.UU. al CDH, después de que quedara en entredicho la "autoridad moral" del país por la actuación del Gobierno Bush en materia de detenciones ilegales y tortura.

"EE.UU. puede desempeñar un papel importante como un agente de peso dentro del Consejo de Derechos Humanos", señaló Crawshaw, aunque lamentó que en esta elección no haya habido una mayor competencia por los puestos disponibles, lo que en su opinión socava la credibilidad del órgano e impide ofrecer alternativas en la papeleta de votación a los países con historiales cuestionables.

El CDH fue creado el 15 de marzo de 2006 por la Asamblea General de la ONU en sustitución de la Comisión de Derechos Humanos, que fue suprimida tras 60 años de trabajos debido a la crisis de legitimidad en la que había caído por decisiones que eran vistas como parciales, politizadas y desequilibradas.

El Consejo es un órgano intergubernamental que forma parte del sistema de las Naciones Unidas y que está compuesto por 47 Estados miembros responsables del fortalecimiento de la promoción y la protección de los derechos humanos en el mundo.

Uno de sus cometidos es realizar un examen periódico universal a cada uno de los 192 países miembros de Naciones Unidas, además de celebrar varias sesiones ordinarias al año y las extraordinarias que sus integrantes decidan para abordar cuestiones concretas.

La próxima reunión de este órgano de la ONU se celebrará en Ginebra del 2 al 18 de junio.