Grupos pro derechos humanos critican la decisión de retomar los tribunales militares

  • Washington, 15 may (EFE).- Los grupos pro derechos humanos criticaron hoy de forma unánime la decisión del presidente de EE.UU., Barack Obama, de resucitar los tribunales militares especiales para juzgar a los presos de Guantánamo.

Grupos pro derechos humanos critican la decisión de retomar los tribunales militares

Grupos pro derechos humanos critican la decisión de retomar los tribunales militares

Washington, 15 may (EFE).- Los grupos pro derechos humanos criticaron hoy de forma unánime la decisión del presidente de EE.UU., Barack Obama, de resucitar los tribunales militares especiales para juzgar a los presos de Guantánamo.

En un comunicado, el director ejecutivo de la Unión para las Libertades Civiles en EE.UU. (ACLU, por su sigla en inglés), Anthony Romero, aseguró que esos tribunales "son inherentemente ilegítimos, anticonstitucionales e incapaces de emitir resultados de los que nos podamos fiar".

"Si las normas propuestas por el Gobierno realmente hacen que esos tribunales cumplan los requisitos constitucionales no hay ninguna razón para utilizar nuestro sistema judicial tradicional. Y si no los cumplen, estos tribunales no tienen cabida en nuestra democracia", sostuvo Romero.

La ACLU ha trabajado para proporcionar asistencia legal a algunos de los presos detenidos en Guantánamo y que se encuentran dentro del sistema de tribunales militares extraordinarios.

Por su parte, la organización Proyecto Constitucional indicó, por boca de su presidenta, Virginia Sloan, que "es preocupante que el presidente Obama haya optado por revivir los tribunales militares defectuosos que con razón denunció durante su campaña electoral".

"Las comisiones electorales están diseñadas para ofrecer menos protecciones judiciales a los sospechosos de terrorismo que nuestros tribunales federales", denunció Sloan.

Previamente, Amnistía Internacional afirmó que "no se puede reformar un sistema que es básicamente injusto".

"EE.UU. cuenta con un sistema de justicia penal civil que está acostumbrado a enfrentarse a casos complejos. Este es el sistema que el Gobierno de EE.UU. debería emplear para cada preso de Guantánamo que quiera llevar a los tribunales", indicó la organización.

Obama anunció hoy el restablecimiento de los tribunales militares creados por su predecesor, George W. Bush, para juzgar a presos sospechosos de terrorismo retenidos en Guantánamo.

El restablecimiento, sin embargo, no será inmediato y los nuevos tribunales militares contarán con mayores protecciones de las concedidas a estos presos en el pasado, aseguró Obama.

Los nuevos tribunales militares estarán dotados de mejores garantías legales y no podrán admitir como pruebas rumores o datos obtenidos mediante interrogatorios "crueles, inhumanos o degradantes".

Los presos tendrán más facilidades para elegir a su abogado defensor y se darán protecciones básicas a quienes se nieguen a testificar.

Además de estas reformas, la Casa Blanca negociará también con el Congreso para reformar la ley de 2006 que creó esos tribunales y aprobar garantías adicionales y más amplias que permitan ofrecer un juicio justo a los presos de Guantánamo.

Los tribunales militares extraordinarios podrían tardar aún al menos cuatro meses en volver a funcionar, plazo dado para que se pongan en marcha los cambios aprobados y se apliquen en los nueve juicios pendientes ante esas cortes.

Dos días después de jurar su cargo, en enero pasado, Obama firmó una serie de órdenes ejecutivas en las que exigía el cierre de la prisión de Guantánamo en el plazo de un año y suspendía los tribunales militares.

Entonces, el mandatario alegó que el sistema no funcionaba pero no descartó que se pudiera retomar en el futuro tras introducirle reformas.