HRW insta a Europa a ayudar al cierre de Guantánamo recibiendo a detenidos

  • Naciones Unidas, 3 abr (EFE).- La Unión Europea (UE) debería ayudar al Gobierno de EE.UU. a cerrar la cárcel de Guantánamo aceptando a los detenidos que no puedan ser repatriados por temor a que sufran represalias en sus países de origen, dijo hoy Human Rights Watch (HRW).

HRW insta a Europa a ayudar al cierre de Guantánamo recibiendo a detenidos

HRW insta a Europa a ayudar al cierre de Guantánamo recibiendo a detenidos

Naciones Unidas, 3 abr (EFE).- La Unión Europea (UE) debería ayudar al Gobierno de EE.UU. a cerrar la cárcel de Guantánamo aceptando a los detenidos que no puedan ser repatriados por temor a que sufran represalias en sus países de origen, dijo hoy Human Rights Watch (HRW).

La organización de derechos humanos señala en un comunicado que los líderes europeos deberían dar una respuesta positiva a la petición formal que Washington ha trasladado a sus aliados para que reciban a algunos de estos detenidos.

La directora de asuntos de terrorismo y contraterrorismo de HRW, Joanne Mariner, advierte en el texto de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no puede resolver "el problema de Guantánamo" por sí solo.

"Los aliados europeos han pedido desde hace mucho tiempo el cierre de Guantánamo, y ahora tienen la oportunidad de hacerlo realidad", agrega.

Unos 50 ó 60 de los 240 presos que permanecen en la base naval estadounidense le han expresado a sus abogados que tienen miedo de sufrir represalias o ser torturados si se les regresa a sus países de origen, entre los que se encuentran Libia, Túnez, China y Argelia.

Algunos de ellos hace años que cuentan con el visto bueno para abandonar la base naval, ubicada en la isla de Cuba, pero no tienen a dónde ir porque ni EE.U.U, ni un tercer país los quiere recibir, según la organización.

Por ello, HRW celebra la declaración emitida por el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, de que su país aceptará el envío de un detenido de nacionalidad argelina.

"Si cada miembro de la UE aceptara uno o dos presos de Guantánamo, se solucionaría la parte más complicada de este asunto", apunta Mariner.

Cita en particular el caso de 17 chinos uigures, que desde 2004 cuentan con el visto bueno de Washington para abandonar la cárcel, pero permanecen atrapados por el temor "creíble" de que sean torturados tras regresar a su país.

Sus abogados acudieron a los tribunales estadounidenses para forzar a Washington a que los aceptara, pero los jueces determinaron que recae en el presidente la responsabilidad de tomar esa decisión.

HRW señala que lo mejor que puede hacer la administración Obama para recibir ayuda de los europeos es servir de ejemplo y aceptar a los uigures.