ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

HRW insta al Consejo de Seguridad de la ONU a condenar las atrocidades de militares congoleses

  • Nueva York, 19 may (EFE).- Human Rights Watch (HRW) instó hoy a la delegación del Consejo de Seguridad de la ONU, de visita en la República Democrática del Congo, a condenar las atrocidades cometidas por militares congoleses en la región oriental del país.

HRW insta al Consejo de Seguridad de la ONU a condenar las atrocidades de militares congoleses

HRW insta al Consejo de Seguridad de la ONU a condenar las atrocidades de militares congoleses

Nueva York, 19 may (EFE).- Human Rights Watch (HRW) instó hoy a la delegación del Consejo de Seguridad de la ONU, de visita en la República Democrática del Congo, a condenar las atrocidades cometidas por militares congoleses en la región oriental del país.

La organización de derechos humanos pidió al máximo órgano de Naciones Unidas que condicione el apoyo al ejército de la República Democrática del Congo a la expulsión de conocidos violadores de derechos humanos de su escala de mandos.

"El Ejército congolés es responsable de cometer abusos generalizados y despiadados de su propio pueblo, que suponen crímenes de guerra", dijo en un comunicado de prensa Anneke Van Woudenberg, investigadora del departamento de África de HRW.

Van Woudenberg señaló que el Gobierno congolés debe adoptar medidas urgentes para poner fin a estas violaciones y advirtió que cualquier acción militar que tenga como blanco la población que debe proteger, solamente puede conducir al desastre.

HRW aseguró que las fuerzas gubernamentales que desde el pasado enero combaten a grupos rebeldes en la provincia de Kivu Norte han atacado poblados y asesinado a 19 civiles, entre ellos dos mujeres y dos ancianos.

Estos mismos soldados son responsables de la violación de 143 mujeres y menores, lo que corresponde a casi la mitad de los casos de violación registrados por HRW desde principio de año en todo el país, destacó la organización con sede en Nueva York.

Los "cascos azules" de la misión de paz de la ONU en la República Democrática del Congo (MONUC) que participan en las operaciones militares con el ejército congoleño han tratado de evitar la comisión de atrocidades, pero en muchas ocasiones les ha sido imposible, apuntó HRW.

La organización de derechos humanos recordó que todavía no se han desplegado en el país los 3.000 "cascos azules" adicionales y el material de apoyo que el Consejo de Seguridad autorizó en noviembre de 2008.

Van Woudenberg instó a los embajadores que conforman la delegación del Consejo de Seguridad que trasladen al presidente congolés, Joseph Kabila, su malestar por las violaciones de derechos humanos cometidos por sus soldados.

El organismo mundial debería recalcar al Gobierno congolés que no puede respaldar operaciones bélicas en las que se cometan crímenes de guerra, agregó.

La delegación del Consejo de Seguridad de la ONU inició hoy una visita al este de la República Democrática del Congo para informarse sobre el terreno de los abusos que sufren los civiles, en la que las fuerzas gubernamentales combaten a la guerrilla de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR).

Según informaron los medios locales, la delegación mantuvo una serie de reuniones en la ciudad de Goma con las autoridades provinciales de Kivu Norte, la zona más afectada por la violencia en el último año, y también con responsables de MONUC.

La FDLR se formó en el este del Congo por hutus huidos de Ruanda y a los que se responsabiliza del genocidio ruandés de 1994, en el que unas 800.000 personas, tutsis y hutus moderados, fueron asesinadas en ese país, según cifras de la ONU.