Investigarán la obstrucción en el allanamiento a la casa del presidente de Globovisión

  • Caracas, 22 may (EFE).- La Fiscalía venezolana indicó hoy que investigará la presunta obstrucción a las autoridades registrada durante el allanamiento a una casa en Caracas propiedad de Guillermo Zuloaga, presidente del canal privado Globovisión, acusado por el Gobierno de "terrorismo mediático".

Caracas, 22 may (EFE).- La Fiscalía venezolana indicó hoy que investigará la presunta obstrucción a las autoridades registrada durante el allanamiento a una casa en Caracas propiedad de Guillermo Zuloaga, presidente del canal privado Globovisión, acusado por el Gobierno de "terrorismo mediático".

El allanamiento se produjo el jueves después de que se localizaran en esa casa 26 vehículos de lujo sin el respaldo de la correspondiente documentación, de acuerdo con la versión oficial.

La Fiscalía explica que ordenó la investigación porque "se conoció" que allegados a la residencia supuestamente no permitieron "el acceso a las autoridades, pese a que mostraron la orden aprobada por el Tribunal de Control que establecía las condiciones en las cuales se haría el procedimiento legal".

También influyó "la negativa" de quienes estaban en la residencia a suministrar las llaves de los vehículos, por lo que la policía "tuvo que trasladarlos en grúas".

Zuloaga dijo que los autos estacionados en su casa pertenecen a dos compañías distribuidoras de vehículos de su propiedad que tienen sus sedes principales en Valencia, a 120 kilómetros de Caracas.

Añadió que los vehículos cumplen todos los extremos legales y se encuentran en Caracas "en proceso de ser vendidos a clientes, otros por seguridad", porque las agencias de Valencia "han sido robadas, y otros por reparaciones".

También calificó de "excesiva" la aparatosa operación policial, en la que participaron unos 50 funcionarios.

Además, Zuloaga atribuyó el allanamiento a un nuevo intento del Gobierno por "amedrentarlo" para que Globovisión atenúe sus críticas a la gestión del presidente Hugo Chávez.

"Yo no sé si es que al Gobierno le molestan" las posiciones expresadas en su contra y "busca algo con que tratar de callarme. Yo sí estoy muy tranquilo", declaró Zuloaga.

Por su parte, Chávez se refirió hoy al caso y dijo que todos los opositores a los que les abren investigaciones por presuntas violaciones a la ley utilizan como defensa el argumento de que son unos perseguidos políticos.

"Su defensa es atacar a Chávez: ¡me persigue el presidente!. Así son estos ladrones. ¡Defiéndanse en los tribunales!", manifestó el gobernante.

Dijo también que los "ricachones" creen que la ley no está hecha para ellos y que pueden hacer lo que les apetece con impunidad.

"Están violando la ley y debe acabarse para siempre la impunidad", enfatizó.

Chávez y otros portavoces oficiales consideran que Globovisión, un canal privado de noticias, abusa de la libertad de expresión y cae en el "terrorismo mediático".

Por ello, el gobernante pidió recientemente a los poderes públicos competentes que investiguen los contenidos que emite el canal para dilucidar si está violando la legislación vigente.