Israel considera "tendencioso" el informe de la ONU sobre la ofensiva de Gaza

  • Jerusalén, 5 may (EFE).- Israel criticó hoy con dureza las conclusiones de un informe de la ONU sobre la reciente ofensiva militar que tuvo lugar en la franja de Gaza y que es presentado hoy ante el Consejo de Seguridad, al considerarlo "tendencioso".

Jerusalén, 5 may (EFE).- Israel criticó hoy con dureza las conclusiones de un informe de la ONU sobre la reciente ofensiva militar que tuvo lugar en la franja de Gaza y que es presentado hoy ante el Consejo de Seguridad, al considerarlo "tendencioso".

El documento, del que dan cuenta medios de comunicación locales, sostiene que el Ejército israelí disparó de forma intencionada contra nueve instalaciones de la ONU que albergaban a civiles en su interior durante la ofensiva militar en la franja de Gaza entre el 27 de diciembre y el 18 de enero pasados.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon enviará hoy al Consejo de Seguridad su respuesta al borrador del informe que elaboró una comisión que investigó las circunstancias en las que las sedes de Naciones Unidas, incluido el cuartel general en Gaza, resultaron dañadas durante la operación israelí Plomo Fundido.

"El Estado de Israel rechaza la crítica en el borrador del informe de la comisión, y determina que tanto en espíritu como en el lenguaje es tendencioso, claramente sesgado, e ignora los hechos presentados ante el comité", explica un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí.

Y añade: "La comisión ha preferido los argumentos de Hamás, una organización terrorista asesina, y haciendo eso ha confundido al mundo".

El documento de Exteriores apunta que el secretario general de la ONU ha enfatizado que la comisión investigadora que instruyó crear para estudiar lo que aconteció en Gaza, no es un "órgano jurídico y no está autorizado a examinar cuestiones legales".

El informe se viene a sumarse a una lista de duras críticas internacionales a la ofensiva militar israelí que se prolongó 22 días y dejó 1.400 palestinos muertos, y 5.000 heridos, así como 13 israelíes.

La incursión militar israelí, que causó cuantiosos destrozos en la empobrecida franja mediterránea, se produjo en respuesta al disparo de centenares de cohetes por parte de milicias palestinas contra el territorio de Israel.

El Ministerio israelí se queja de que a pesar de haber cooperado completamente con el equipo investigador de la ONU y entregado cuantioso material de inteligencia, "estas informaciones no se ven reflejadas en el informe".

Además de destacar que investigaciones internas efectuadas por las Fuerzas Armadas israelíes descartaron que sus soldados hubieran disparado intencionadamente contra las instalaciones de la ONU, Israel lamenta que Hamás no haya hecho lo propio.

"El informe ignora completamente los ocho años de ataques contra Israel que precedieron la decisión de iniciar la operación, e ignora las difíciles circunstancias sobre el terreno dictadas por Hamás y sus métodos de operación armada" desde zonas densamente pobladas, agrega el texto de Exteriores.

Israel hace responsable a la ONU de "sacar sus propias conclusiones sobre las maneras que debe aplicar para lidiar con la compleja realidad en la que una organización terrorista opera en las proximidades de instalaciones de la ONU sin diferenciación y de forma que pone en peligro las actividades de Naciones Unidas".

Y concluye: "Esperamos afirmaciones claras y acciones por parte de la ONU en este sentido".