Israel recuerda a víctimas del Holocausto indignada por conferencia Ginebra

  • Jerusalén, 20 abr (EFE).- Israel conmemora hoy la jornada de recuerdo del Holocausto en medio de la indignación por la presencia del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, -que niega la masacre- en la Conferencia Contra el Racismo de la ONU en Ginebra.

Jerusalén, 20 abr (EFE).- Israel conmemora hoy la jornada de recuerdo del Holocausto en medio de la indignación por la presencia del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, -que niega la masacre- en la Conferencia Contra el Racismo de la ONU en Ginebra.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, lamentó hoy que "no todo el mundo haya aprendido la lección" del genocidio judío y que, mientras los israelíes honran la memoria de las víctimas, el encuentro de Ginebra "tenga como invitado de honor a un racista negacionista del Holocausto, que no esconde sus intenciones de borrar a Israel de la faz de la Tierra".

La indignación del Estado judío por la acogida a Ahmadineyad en Suiza ha llegado al punto de llamar a consultas a su embajador en Berna en protesta por el encuentro del presidente iraní con su homólogo suizo, Hans-Rudolph Mez.

El Ministerio israelí de Exteriores condenó hoy en un comunicado el encuentro entre los dos jefes de estado, que "no está de acuerdo con los valores que representa Suiza", y también la reunión entre Ahmadineyad y el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, que tachó de "desafortunada" y "especialmente grave" por tener lugar en la víspera del Día del Holocausto.

"Tiene que haber un límite a la neutralidad de Suiza", declaró por su parte el presidente israelí, Simón Peres.

La conferencia de la ONU sobre racismo, una reedición de la celebrada en 2001 en Durban (Suráfrica) que Israel y Estados Unidos abandonaron porque se vinculó sionismo con racismo, ha sido boicoteada por esos dos países y otros como Italia, Holanda, Polonia y Alemania.

Peres abrió esta noche en el Yad Vashem (Museo del Holocausto, en Jerusalén) los actos conmemorativos del Iom Hashoa (Día del Recuerdo de los Mártires y Héroes del Holocausto), que se dedica este año a los niños que perecieron a manos de los nazis y sus aliados.

De los seis millones de judíos asesinados, un millón y medio eran niños y sólo unos cuantos miles de menores sobrevivieron a la denominada "Solución Final".

En un solemne discurso pronunciado en la Plaza del Gueto de Varsovia el presidente israelí afirmó que la conferencia de Ginebra "constituye una aceptación del racismo, más que una lucha contra éste" y comparó a "Ahmadineyad, el persa" con otros "déspotas", como "Hitler, el nazi y Stalin, el bolchevique", que "eligieron a los judíos como principal objetivo de su odio, locura y violencia".

"El nazismo fue vencido, pero el antisemitismo continúa vivo", advirtió Peres, que remachó que "un pueblo que ha perdido un tercio de sus miembros (...) no olvida y no debe ser pillado con la guardia baja".

Como cada año, seis supervivientes encienden en la ceremonia otras tantas antorchas, una por cada millón de judíos exterminados y los dos rabinos jefe de Israel dirigen un servicio en el que se entonan y cantan las oraciones fúnebres judías para los muertos, "Kadish" y "Maale Rahamim".

La mayoría de cines, teatros y centros de ocio cerraron sus puertas esta tarde con motivo de la conmemoración, pues en la tradición judía el día comienza tras la puesta de sol.

Mañana, martes, a las 10.00, hora local (07.00 GMT), las sirenas ulularán durante dos minutos en los que el país se paralizará casi por completo.

Cuando empiecen a sonar las alarmas, los conductores detendrán sus vehículos en medio de la calzada y saldrán de ellos para recordar en pie a las víctimas de los nazis.

Durante todo el día tendrán lugar multitud de actos a lo largo del país, se recitarán los nombres de algunos de los fallecidos, las televisiones emitirán reportajes y películas sobre el genocidio y se celebrarán servicios especiales en las sinagogas.

El inicio del "Iom Hashoa" coincide este año, paradójicamente, con el 120 aniversario del nacimiento de Adolf Hitler, que dirigió el intento de exterminar a la raza judía, una fecha que conmemoran los grupos neonazis.