La CIA anuncia que cerrará las prisiones secretas

WASHINGTON (Reuters) - La CIA desmantelará los centros secretos de detención donde sospechosos de terrorismo eran interrogados con violentas técnicas que incluían ahogamiento simulado, dijo el jueves el director de la agencia Leon Panetta.

En una carta a los empleados de la agencia, Panetta dijo que había informado al Congreso de las políticas de detención de la CIA, después de una orden en enero del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prohibiendo los interrogatorios violentos y ordenando que los emplazamientos secretos de detención sean cerrados.

Además agregó que la agencia dejó de utilizar a los empleados contratados para realizar interrogatorios, una preocupación que influyentes miembros del Congreso habían calificado como una invitación al abuso.

"La CIA ya no opera en instalaciones de detención o 'black sites' (sitios negros) y ha propuesto un plan para desmantelar los lugares restantes", escribió Panetta.

"He ordenado a nuestro personal de la agencia encargarse del proceso de desmantelamiento y además que los contratos de seguridad de los lugares sean inmediatamente terminados", agregó en la carta, una copia de la cual fue obtenida por Reuters.

Las actualmente vacías prisiones secretas, ubicadas en países no identificados, eran utilizadas para detener a sospechosos que fueron capturados en la "guerra contra el terrorismo" lanzada por el ex presidente de Estados Unidos George W. Bush después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Los tres sospechosos que la CIA ha reconocido que fueron sometidos a ahogamiento simulado, maniobra que busca inducir pánico y que ha sido ampliamente criticada como una forma de tortura, fueron interrogados en ese tipo de lugares.

Los sospechosos de conspirar para perpetrar los ataques del 11 de septiembre fueron Jalid Sheij Mohammed y los presuntos miembros de Al Qaeda Abu Zubayhda y Abd al-Rahim al-Nishiri.

Panetta dijo que la CIA continuará interrogando a los sospechosos si es necesario.

Sin embargo precisó que utilizaría un "estilo de interrogatorio a través del diálogo, que es completamente consecuente con las propuestas autorizadas y enumeradas en el manual de la Fuerza Armada (Army Field Manual)", que prohíbe técnicas violentas.

"Responsables de la CIA no tolerarán y continuarán informando inmediatamente cualquier conducta inadecuada o acusaciones de abuso. Eso se mantiene sea que el sospechoso esté bajo custodia de un compatriota estadounidense o de un servicio de enlace extranjero", aseguró.

El director también expresó que los contratados de la CIA no realizarán los interrogatorios.

Defensores de derechos humanos han dicho que algunas de las políticas de Obama no logran garantizar un trato humano para sospechosos de terrorismo capturados en el extranjero. También han instado al Gobierno a que investigue más exhaustivamente y publique los abusos cometidos bajo el Gobierno de Bush.