La ONU insta a una acción enérgica contra el reclutamiento de niños soldados

  • Naciones Unidas, 29 abr (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU instó hoy a que las autoridades de los países en los que persiste el reclutamiento de niños soldados actúen enérgicamente para poner fin a la impunidad de los que atentan contra los derechos de la infancia.

La ONU insta a una acción enérgica contra el reclutamiento de niños soldados

La ONU insta a una acción enérgica contra el reclutamiento de niños soldados

Naciones Unidas, 29 abr (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU instó hoy a que las autoridades de los países en los que persiste el reclutamiento de niños soldados actúen enérgicamente para poner fin a la impunidad de los que atentan contra los derechos de la infancia.

El máximo órgano reiteró en una declaración su condena al empleo de menores en guerras por parte de los bandos combatientes, así como la violencia y los abusos sexuales de que son víctima los niños en los conflictos armados.

"El Consejo de Seguridad subraya enérgicamente la necesidad de que los Estados miembros interesados tomen, de inmediato, medidas decisivas contra los responsables persistentes de infracciones contra los niños", señaló el texto.

El Consejo adoptó esta declaración en una reunión sobre los menores y los conflictos que fue presidida por la canciller de México, Patricia Espinosa, país que encabeza el máximo órgano de la ONU durante el mes de abril.

La responsable de la política exterior mexicana aseguró en su intervención ante el pleno del Consejo que la existencia de millones de niños en situaciones de conflictos armados víctimas de violaciones sistemáticas de sus derechos "debe "llamarnos a una acción de extrema urgencia".

"Como presidente del grupo de trabajo (del Consejo General) sobre la cuestión de los niños y los conflicto armados, México promoverá acciones dirigidas a poner fin a las atrocidades contra los niños", afirmó Espinosa.

En ese contexto, instó al máximo órgano de la ONU a seguir prestando atención a esta tragedia y promover actuaciones, como la imposición de sanciones, que lleven al cumplimiento de las recomendaciones del órgano en esta materia.

"Es claro que, a pesar de los progresos, las y los niños siguen siendo víctimas directas e indefensas de los conflictos armados y debemos intensificar nuestro trabajo para evitarlo", agregó.

Las delegaciones presentes en la reunión escucharon el sobrecogedor testimonio de la ex niña soldado ugandesa Grace Akallo, que en 1996 fue secuestrada por guerrilleros del Ejército de Resistencia del Señor (LRA) en el colegio en que cursaba estudios.

Los dirigentes del grupo armado la obligaron a aprender el uso del rifle AK-47, la enviaron a combatir al sur de Sudán y fue repetidamente violada por uno de los comandantes de su unidad, relató.

A los otros menores que no resistían el cansancio, el hambre o las vejaciones, o trataban de escapar, se les ejecutaba, apuntó.

Tras siete meses de cautiverio, Akallo logró escapar de las garras del LRA durante una escaramuza con rebeldes sudaneses y reencontrarse con su familia.

"Les he contado mu historia, pero hay otras miles por escuchar. Hay docenas de ejércitos y grupos rebeldes en todo el mundo que con estas prácticas siguen arruinando la vida de niños", advirtió.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, apeló en su intervención a todos los Gobiernos y grupos armados a anteponer la seguridad de los menores de edad a cualquier otra consideración en las situaciones de conflicto armado.

"Debemos hacer llegar el mensaje al mundo de que aquellos que cometen horrorosos crímenes contra la infancia en situaciones de conflicto deberán responder ante la justicia", apuntó.

Ban recordó que en su reciente informe anual en esta materia identificó a 56 bandos, entre Gobiernos y grupos armados, que reclutan menores de edad y cometen otras graves violaciones de los derechos humanos.

De ellos, 19 son "violadores persistentes" que aparecen desde hace más de cuatro años en los informes de la ONU.

El secretario general pidió al Consejo que refuerce los mecanismos para poner fin a la impunidad y que, como mínimo, le autorice a incluir en su informe la identificación de entidades responsables de violencia sexual contra menores en situaciones de conflicto.

Hasta el momento, la ONU considera que en un conflicto se producen graves violaciones a los derechos del niños cuando se dan casos de reclutamiento de menores, se mata o hiere a niños, se les viola y secuestra, se atacan sus escuelas y hospitales o se les niega asistencia humanitaria.

De acuerdo a estos parámetros, el último informe del secretario general cita 20 conflictos en los que los combatientes no respetan los derechos de la infancia.

Estos son los que tienen lugar en Afganistán, Burundi, la República Centroafricana, Chad, Colombia, Costa de Marfil, la República Democrática del Congo, Georgia, Haití, Irak y el Líbano.

También cita los casos de Birmania (Myanmar), Nepal, los territorios palestinos ocupados, Israel, Filipinas, Somalia, Sri Lanka, Sudán y Tailandia.