La Policía británica investigará si un agente del MI5 fue cómplice de torturas a un ex preso de Guantánamo

La Policía británica investigará si un agente del MI5 fue cómplice de torturas a un ex preso de Guantánamo

La Policía británica investigará si un agente del MI5 fue cómplice de torturas a un ex preso de Guantánamo

LONDRES, 26 (EUROPA PRESS) La Policía de Reino Unido investigará si un agente del servicio de inteligencia británico MI5 fue cómplice de torturas al ex prisionero de Guantánamo Binyam Mohamed, a petición de la fiscal general de Reino Unido, baronesa Patricia Janet Scotland. El ex prisionero, de origen etíope y con ciudadanía británica, acusa al MI5 de haber prolongado su periodo de detención y de torturarle mientras estuvo preso en Marruecos. Por su parte, el agente del MI5 que interrogó a Mohamed niega incluso haberle amenazado o haberle sometido a presión. Mohamed, de 30 años, regresó a Reino Unido en 2009 tras siete años de cautiverio en centros de detención en Pakistán, Marruecos y Afganistán, en los cuales, según dijo, fue torturado con la complicidad del MI5. Mohamed fue detenido en 2002 en Pakistán, y hasta ese país viajó un agente del MI5 para interrogarle, quien, según la BBC, es conocido como Testigo B y será el centro de la investigación. Posteriormente, fue trasladado a Marruecos de forma clandestina por la CIA; después, hasta Afganistán, desde donde partió a Guantánamo en 2004, pese a que Estados Unidos había retirado los cargos contra él, como a la mayoría de los 200 reclusos de la prisión militar. La baronesa Scotland declaró que ha instado al comisario de la Policía Metropolitana, Sir Paul Stephenson, a iniciar una investigación. "He manifestado al comisario la esperanza de que la investigación pueda llevarse a cabo con la mayor celeridad posible, dada la seriedad y la sensibilidad de los temas implicados", añadió. "El desarrollo de la investigación será asunto de la Policía, con el consejo de la Fiscalía de la Corona", puntualizó. Scotland Yard confirmó que se le ha pedido que ponga en marcha una investigación y, según dijo un portavoz, la decisión sobre cómo llevarla a cabo se tomará en el momento oportuno. Por otro lado, la ministra del Interior, Jacqui Smith, dijo en un comunicado que el Gobierno y los servicios de seguridad colaborarán plenamente con la Policía si ésta lo solicita. Smith aseguró que las acusaciones "están siendo tomadas en serio". BROWN APOTA A LOS SERVICIOS DE SEGURIDAD El primer ministro, Gordon Brown, manifestó su apoyo "inequívoco" a los servicios de seguridad e insistió en que Reino Unido no tolera la tortura. "Quiero defender a nuestros servicios de seguridad porque ellos no pueden defenderse solos", añadió. Mientras, el director legal de la organización benéfica Reprieve, cuyos abogados representan a Mohamed, expresó su preocupación por la posibilidad de que las pruebas importantes sean excluidas de la investigación. "Muchos de los documentos relacionados con Mohamed han sido clasificados bien por Estados Unidos o Reino Unido, y a no ser que la Policía tenga acceso a todos ellos, sólo verán un trozo muy pequeño de la fotografía", señaló. El responsable de asuntos de política y gobierno de Amnistía Internacional en Reino Unido, Jeremy Croft, dijo que la decisión de poner en marcha una investigación es sólo "un primer paso". "Seguimos necesitando una investigación independiente con el poder de desenterrar cualquier error de los oficiales británicos durante la 'guerra contra el terror'", agregó.