Pamuk puede ser juzgado de nuevo por declaraciones sobre el genocidio armenio

  • Estambul, 14 may (EFE).- Un tribunal turco puede juzgar nuevamente al Premio Nobel turco Orhan Pamuk por unas declaraciones en 2005 en las que se refería al "genocidio" armenio, a pesar de que ya fue absuelto de ellas por otra instancia, informó hoy la prensa local.

Estambul, 14 may (EFE).- Un tribunal turco puede juzgar nuevamente al Premio Nobel turco Orhan Pamuk por unas declaraciones en 2005 en las que se refería al "genocidio" armenio, a pesar de que ya fue absuelto de ellas por otra instancia, informó hoy la prensa local.

El caso contra el famoso novelista turco ha vuelto a saltar a la palestra informativa después de que un ciudadano recurriese ante el Tribunal Supremo la sentencia de un juzgado de Estambul que absolvió a Pamuk del delito de "insulto contra la identidad turca", recogido en el artículo 301 del Código Penal.

El proceso contra Pamuk tuvo lugar en 2005 a raíz de unas declaraciones del escritor a una publicación suiza en las que afirmó: "Treinta mil kurdos y un millón de armenios han sido asesinados en Turquía. Nadie se atreve a mencionarlo. Por eso yo lo digo".

Tras las presiones recibidas por la Unión Europea, el Gobierno turco accedió a enmendar el artículo 301 el pasado año y, gracias a ello, Pamuk no será juzgado de nuevo, a menos que el ministro de Justicia dé su visto bueno al proceso.

ONG internacionales y turcas consideran que la libertad de expresión en Turquía sufre restricciones, especialmente en asuntos polémicos como el del llamado genocidio armenio, la muerte de cientos de miles de armenios a manos del Imperio Otomano en 1915, que Turquía se niega a reconocer como tal.

Este asunto se ve agravado por la facilidad para llevar ante los tribunales a intelectuales, escritores y periodistas por parte de ciudadanos, asociaciones o fiscales de ideología conservadora y nacionalista.

Por ejemplo, la popular página web de vídeos YouTube permanece cerrada desde hace un año por la queja de un ciudadano turco y, recientemente, un pequeño partido ultranacionalista exigió que el motor de búsqueda de internet Google fuese también bloqueado, pero su petición fue desestimada.