El presidente surcoreano insta a Corea del Norte a que libere a todos los presos políticos


SEÚL|

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, ha instado este martes a su vecino del Norte a que libere a todos los presos políticos, en especial surcoreanos y estadounidenses, que tiene bajo cautiverio, tras conocer la muerte del norteamericano Otto Warmbier, devuelto en coma por Pyongyang tras 17 meses de cárcel por arrancar carteles.

"Es deplorable lo poco que respeta Corea del Norte los Derechos Humanos", ha hecho saber la oficina de la Presidencia surcoreana, la Casa Azul, a través de un comunicado.

Al mismo tiempo, un portavoz del Gobierno surcoreano ha asegurado que su país hará todo lo que pueda para asegurarse de que los presos políticos estadounidenses y surcoreanos vuelven sanos y salvos.

Entre ellos se encuentran Tony Kim y Kim Hak Song, empleados de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang, con doble nacionalidad surcoreana y estadounidense, detenidos por actos contra el Estado. También se encuentran detenidos el misionero Kim Dong Chul, y el pastor canadiense Hyeon Soo Lim.