Procesan a Astiz y a otros 33 represores argentinos por desaparición de sueca

  • Buenos Aires, 23 abr (EFE).- Un juez argentino procesó hoy a 34 antiguos represores de la última dictadura, entre ellos los ex marinos Alfredo Astiz y Jorge Acosta, en la causa que investiga la desaparición en 1977 de la joven sueca Dagmar Hagelin, informaron fuentes judiciales.

Procesan a Astiz y a otros 33 represores argentinos por desaparición de sueca

Procesan a Astiz y a otros 33 represores argentinos por desaparición de sueca

Buenos Aires, 23 abr (EFE).- Un juez argentino procesó hoy a 34 antiguos represores de la última dictadura, entre ellos los ex marinos Alfredo Astiz y Jorge Acosta, en la causa que investiga la desaparición en 1977 de la joven sueca Dagmar Hagelin, informaron fuentes judiciales.

El juez Sergio Torres ordenó, además, un embargo de unos 300.000 dólares a cada uno de los procesados, indicaron las fuentes.

Además de Astiz y Acosta, dos símbolos de la represión ilegal de la dictadura (1976-1983), en la lista de procesados están los ex marinos Ricardo Cavallo, extraditado desde España en 2008, Antonio Pernías, Antonio Vañek y Juan Carlos Rolón, entre otros.

Astiz, apodado "Ángel de la Muerte", es señalado como líder del grupo paramilitar que en enero de 1977 secuestró a Hagelin a las afueras de Buenos Aires, cuando ella tenía 17 años.

La ciudadana sueca fue herida a balazos y secuestrada a pocos metros de la casa de una amiga suya que militaba en el grupo guerrillero Montoneros y a quien iba a visitar, según testimonios que constan en las actuaciones del caso, apuntaron los portavoces judiciales.

De acuerdo con esos testigos, algunos de los cuales señalan a Astiz como autor de los disparos, la joven sueca fue llevada a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde se calcula que estuvieron ilegalmente detenidas unas 5.000 personas, la mayoría actualmente desaparecidas.

Las cifras oficiales señalan que unas 18.000 personas desaparecieron en esa época a manos de grupos paramilitares, pero los organismos humanitarios elevan el número de víctimas a 30.000.