Recuperan el control de una prisión británica tras un motín

LONDRES (Reuters) - Responsables antidisturbios recuperaron en la noche del sábado el control de una prisión británica de baja seguridad, casi 24 horas después de que cientos de presos se amotinaran y prendieran fuego en los pabellones de la cárcel.

El Servicio de Prisiones dijo que tres reclusos resultaron con heridas leves, mientras que nadie del personal salió herido durante el motín en la prisión de Ashwell, a unos 160 kilómetros al norte de Londres.

Durante el motín se pudieron ver columnas de humo emergiendo de los incendios en los edificios de la prisión. Imágenes de televisión mostraron que había habido grandes daños, con uno de los edificios destruido y con otros dañados.

"Areas de la prisión están siendo tratadas actualmente como la escena de un crimen", dijo en un comunicado el Servicio de Prisiones.

Los incidentes comenzaron en las primeras horas del sábado. La causa del motín habría sido el enfado de los internos después de que se le quitaron los privilegios a uno de ellos. Hasta unos 300 reclusos participaron de los desmanes.

Unos 420 presos fueron trasladados a otras prisiones, mientras que 180 permanecen en Ashwell.

La prisión pertenece a la Categoría C, lo que implica que tiene una seguridad relativamente baja que permite que los reclusos tengan libertad de movimiento y llaves de sus propias celdas.