Un documento afirma que la posible sucesora de Lula planeó un secuestro en la dictadura

  • Sao Paulo, 5 abr (EFE).- La ministra brasileña Dilma Rousseff, posible candidata oficialista en las elecciones presidenciales de 2010, planeó supuestamente durante la dictadura militar (1964-1985) el secuestro del entonces titular de Hacienda, Delfim Netto, revela un documento de la época divulgado hoy por la prensa.

Sao Paulo, 5 abr (EFE).- La ministra brasileña Dilma Rousseff, posible candidata oficialista en las elecciones presidenciales de 2010, planeó supuestamente durante la dictadura militar (1964-1985) el secuestro del entonces titular de Hacienda, Delfim Netto, revela un documento de la época divulgado hoy por la prensa.

Rousseff es actualmente ministra de la Presidencia y se perfila como posible candidata del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) para suceder al presidente Luiz Inácio Lula da Silva en los comicios de 2010.

Durante la dictadura, comandaba bajo el sobrenombre de "Luiza" el grupo guerrillero que supuestamente pretendía secuestrar al entonces símbolo del "milagro económico".

Según la edición digital del diario Folha de Sao Paulo, el propio Netto confirmó la veracidad de los mapas encontrados en poder del grupo guerrillero con sus lugares de residencia, descanso y trabajo en 1969, aunque negó haber sido informado sobre un plan específico para secuestrarlo.

La influyente ministra fue conocida en su época de militancia como "Luiza", "Estella", "Wanda", "Marin a" y "Patricia".

Antonio Roberto Espinosa, especialista en relaciones internacionales de la Universidad de Sao Paulo (USP) y ex comandante de la desaparecida Vanguardia Popular y Armada Revolucionaria "Palmares", admitió que estuvo al lado de Rousseff y de otros tres líderes guerrilleros al frente del plan para secuestrar a Netto.

La cúpula del movimiento la integraban, además de Rousseff y Espinosa, alias "Hélio", Carlos Araújo ("Max"), segundo esposo de la ministra, y los fallecidos Carlos Alberto Soares de Freitas ("Breno") y Mariano Joaquim da Silva ("Loyola").

En otros relatos y libros de la época Rousseff es acusada de participar en varias acciones subversivas del grupo guerrillero para recaudar fondos.

En declaraciones al mismo diario, Rousseff negó la versión "fantasiosa" de Espinosa y manifestó que no recuerda la idea de secuestrar a Netto, quien ahora es uno de los asesores del equipo económico del Gobierno de Lula.

El plan, según el propio Espinosa, fue abortado porque él y otros líderes de la cúpula del movimiento fueron apresados antes de la fecha planeada para llevar a cabo el secuestro.