Una ministra venezolana critica que la OEA y la ONU sean parciales en sus comunicados

  • Caracas, 22 may (EFE).- La ministra venezolana de Comunicación, Blanca Eekhout, criticó hoy que la OEA y la ONU se pronuncien sobre la posición del Gobierno ante algunos medios de comunicación en Venezuela y no asuman problemas como el de la tortura en Estados Unidos.

Una ministra venezolana critica que la OEA y la ONU sean parciales en sus comunicados

Una ministra venezolana critica que la OEA y la ONU sean parciales en sus comunicados

Caracas, 22 may (EFE).- La ministra venezolana de Comunicación, Blanca Eekhout, criticó hoy que la OEA y la ONU se pronuncien sobre la posición del Gobierno ante algunos medios de comunicación en Venezuela y no asuman problemas como el de la tortura en Estados Unidos.

"Estos organismos no han hecho una sesión especial (para tratar el problema de la tortura) pero defienden a los delincuentes frente a la acción de la justicia en nuestro país", dijo la ministra al canal estatal Venezolana de Televisión.

La referencia de Eekhout a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estuvo relacionada con la "preocupación" que mostraron hoy por recientes declaraciones del Gobierno venezolano sobre el canal privado de televisión Globovisión y otros medios privados de ese país.

Esa preocupación quedó plasmada en un comunicado del Relator de la ONU para la Libertad de Opinión y Expresión, Frank La Rue, y otro de la Relatora Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, Catalina Botero.

Eekhout vinculó esas notas al allanamiento que las autoridades venezolanas realizaron ayer a la residencia en Caracas de Guillermo Zuloaga, presidente de Globovisión, donde localizaron 24 vehículos de lujo, aparentemente sin el respaldo de la correspondiente documentación.

"Estos organismos internacionales tienen que justificar delitos para poder defender a la oposición, porque obviamente lo que se descubrió ayer sería sancionable desde el orden capitalista en cualquier espacio", dijo la ministra.

A continuación, Eekhout comparó el diferente comportamiento de la OEA y la ONU frente a aspectos de la realidad venezolana y estadounidense.

La titular dijo que mientras esos organismos se preocupan por Venezuela "no se pronuncian sobre el hecho de que se impida conocer al mundo las fotografías de las torturas que el Gobierno de EE.UU. ha impedido que se publiquen".

Eekhout criticó que ni la OEA ni la ONU hayan convocado sesiones especiales para tratar el tema de las torturas en Guantánamo.

"Lo que queda en evidencia es la poca credibilidad, la poca confianza y la ineficacia de estos organismos, que son incapaces de ver lo que está a simple vista", añadió la ministra.

El Gobierno venezolano ha expresado en repetidas ocasiones que Globovisión, un canal de noticias de 24 horas, abusa de la libertad de expresión y cae en el "terrorismo mediático".

Representantes del canal afirman que no son terroristas y que se limitan a informar de manera crítica de la gestión del Gobierno.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, pidió recientemente a los poderes públicos competentes que investiguen los contenidos que emite el canal para dilucidar si está violando la legislación vigente.