Una ONG nigeriana denuncia ante la ONU los "crímenes contra la Humanidad" cometidos por el Ejército en el sur

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El Proyecto de Reconocimiento de los Derechos Socioeconómicos (SERAP, por sus siglas en inglés), una organización no gubernamental nigeriana de defensa de los derechos de los habitantes del Delta del Niger, ha solicitado el apoyo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para que el Gobierno federal nigeriano responda por los "crímenes contra la Humanidad" cometidos contra la población civil en el curso de la campaña militar que lleva a cabo actualmente en la zona.

"Los militares de la Fuerza Conjunta (JTF) o los grupos armados antigubernamentales están atacando a cerca de 20.000 personas inocentes, civiles bloqueados en la zona de combates que no logran ni siquiera llegar a los hospitales porque apenas suben en una lancha o una barca, que son los principales medios de transporte para quienes viven en los pantanos del Delta", se lee en la moción presentada en Ginebra, citada por la agencia misionera de noticias MISNA.

Las noticias sobre los combates siguen siendo confusas y los portavoces del Ejército y de los rebeldes se acusan mutuamente de difundir información falsa y tendenciosa, mientras sigue siendo imposible verificar la situación en las aldeas de la región a causa del bloqueo impuesto por los militares, indicó MISNA.

El portavoz del Ejército anunció ayer que los militares habían conquistado por lo menos dos campamentos de los rebeldes en la provincia de Warri, mientras el principal grupo rebelde, el Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND) aseguró que había atacado algunas instalaciones de la empresa petrolera francesa Total y que había causado daños en la refinería de Warri.