Unos 25 países comparten desafíos y experiencias en desarme de combatientes

  • Cartagena (Colombia), 4 may (EFE).- Los desafíos de la reinserción de unos 50.000 excombatientes en Colombia y compartir experiencias en reinserción son los principales objetivos del I Congreso Internacional de Desarme, Desmovilización y Reintegración (CIDDR) que se inauguró hoy en la ciudad de Cartagena de Indias.

Unos 25 países comparten desafíos y experiencias en desarme de combatientes

Unos 25 países comparten desafíos y experiencias en desarme de combatientes

Cartagena (Colombia), 4 may (EFE).- Los desafíos de la reinserción de unos 50.000 excombatientes en Colombia y compartir experiencias en reinserción son los principales objetivos del I Congreso Internacional de Desarme, Desmovilización y Reintegración (CIDDR) que se inauguró hoy en la ciudad de Cartagena de Indias.

El jefe de la misión de la OEA para el proceso de paz con los paramilitares colombianos, Marcelo Álvarez, aseguró en la sesión inaugural que el Congreso tiene "un enorme significado" para el desarrollo de procesos de paz.

"Desde la OEA compartimos el objetivo principal de este congreso de CIDDR, de destacar la importancia de la reintegración basada en las comunidades como la forma más viable para garantizar el éxito a largo plazo de la reintegración social y económica de personas desmovilizadas", dijo.

Álvarez recordó que este es el primer congreso internacional sobre ese tema que se realiza a nivel mundial y que las experiencias quedarán compiladas en un documento titulado "La contribución de Cartagena al Desarme, Desmovilización y la Reintegración (DDR)".

Asimismo, renovó el compromiso de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el proceso de paz con los paramilitares que permitió la desmovilización de más de 31.000 combatientes.

"En la OEA estamos convencidos de que las víctimas reales de este conflicto pueden y deben ser escuchadas y participar activamente en la construcción de la paz", advirtió.

Por su parte, el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, señaló que hay "grandes expectativas" sobre los aportes del congreso para que Colombia pueda realizar con un feliz término la reintegración social y económica de unas 50.000 personas.

"Este congreso permitirá el intercambio de conocimientos y experiencias prácticas en la etapa crucial para los procesos de paz que constituye la reintegración plena de los combatientes a la sociedad", afirmó.

Santos agregó que ninguno de los procesos de paz que han habido en África, Asia y Centroamérica han tenido "lo que hasta ahora hay en verdad, justicia en Colombia y lo que hasta ahora hay en reparación, sin hablar de lo que va a haber en el futuro", puntualizó.

El director de la OIM, William Lacy Swing, aseguró que el desarme, desmovilización y reintegración ha permitido poner en práctica "programas en más de 25 países en las últimas tres décadas desde Camboya a Croacia hasta Colombia y más reciente en Sri Lanka".

"Es muy apropiado que el primer congreso de desarme, desmovilización y reintegración se celebre precisamente aquí en Colombia, un país que ha sido pionero de su propio modelo de DDR, un modelo que desde sus inicios en 2002 llevó a la desmovilización de cerca de 48.000 personas", añadió Swing.

Expertos de más de 25 países participan desde hoy y hasta el próximo miércoles en el I Congreso Internacional de Desarme, Desmovilización y Reintegración que se realiza en la ciudad colombiana de Cartagena de India y que busca destacar la importancia de la reinserción de combatientes.