El PR afirma que los cambios evidencian que determinadas decisiones tomadas hace un año "eran erróneas"

LOGROÑO, 07 (EUROPA PRESS)

El presidente del Partido Riojano, Miguel González de Legarra, indicó que los cambios en el Gobierno central evidencian que determinadas decisiones tomadas hace un año "eran erróneas".

En concreto, puntualizó, en su momento "no nos pareció acertado unificar en un mismo ministerio las competencias de Educación y Servicios Sociales, así como el nombramiento de determinados ministros, que como se ha comprado ahora, no han durado ni tan siquiera un año".

Asimismo, señaló González de Legarra, da la sensación de que la modificación del Gobierno central responde "más a solucionar necesidades propias del Partido Socialista que a solucionar los problemas de estado".

De igual forma, para el presidente del PR, con los cambios efectuados por José Luis Rodríguez Zapatero en el Ejecutivo central, parece que se ha intentado "buscar una salida personal para Manuel Chaves" así como un relevo en la presidencia del Gobierno andaluz. "Se ha creado incluso un Ministerio, el de Cooperación Territorial, sin muchas competencias, por cierto, porque se sacan de su ámbito competencial todo lo relacionado con la función pública que se destina a la vicepresidenta primera del Gobierno".

Es más, añadió, el Ministerio de Cooperación Territorial se crea con el objetivo de que se convierta en el centro desde el que se coordine la política con las comunidades autónomas, "una cuestión que, cuando menos, sorprende en estos momentos".

Asimismo y analizando las nuevas incorporaciones, continuó González de Legarra, tenemos la sensación de que "se ha perdido cierta independencia y experiencia profesional". "Así al menos nos vendió el Ejecutivo central las incorporaciones de nombres como Mercedes Cabrera, César Antonio Molina y Berna Soria, ministros que sorprendentemente son los que salen y que son sustituidas por personas mucho más arraigadas al Partido Socialista".

El presidente del Partido Riojano analizó igualmente la incorporación de José Blanco como ministro de Fomento, incorporación que confesó despierta muchas incógnitas. "Para el PR esta remodelación supone un obstáculo nuevo para que se cumplan los objetivos programados y pactados entre el PSOE y el PR para la gobernabilidad del Ayuntamiento de Logroño. Cualquier cambio de ministro implica un frenazo en el desarrollo de los compromisos que estaban adquiridos y sobre los que se venían trabajando", alertó.

Por esta razón, dijo, "nos gustaría que las nuevas incorporaciones sean conscientes de cuáles son los compromisos que tienen con La Rioja así como los plazos para acometerlos".

Por último, y en cuanto a la salida de Pedro Solbes, González de Legarra aseguró que ésta "no es una buena noticia para la economía española ni para los sectores económicos".