Al Asad está dispuesto a mediar entre EEUU e Irán tras la llegada de Obama

  • Roma, 18 mar (EFE).- El presidente de Siria, Bashar al Asad, está dispuesto a mediar para mejorar las relaciones entre Estados Unidos e Irán, tras la llegada a la Casa Blanca del presidente estadounidense, Barack Obama, quien ya ha dado, en su opinión, pasos "esperanzadores".

Al Asad está dispuesto a mediar entre EEUU e Irán tras la llegada de Obama

Al Asad está dispuesto a mediar entre EEUU e Irán tras la llegada de Obama

Roma, 18 mar (EFE).- El presidente de Siria, Bashar al Asad, está dispuesto a mediar para mejorar las relaciones entre Estados Unidos e Irán, tras la llegada a la Casa Blanca del presidente estadounidense, Barack Obama, quien ya ha dado, en su opinión, pasos "esperanzadores".

"Con la retirada de Irak, la voluntad de paz, el cierre de Guantánamo, (Obama) se revela como un hombre de palabra. Si esto es un giro histórico, es pronto aún para decirlo. Pero algo hay seguro: tras la noche de la administración Bush, ahora se vuelve a la esperanza", dijo el presidente sirio en una entrevista que publica hoy el diario italiano "La Repubblica".

"Por lo demás, con Israel hemos estado a un paso de un acuerdo y con Irán yo estoy dispuesto a mediar", añadió Al Asad, quien cree que Estados Unidos es un "gigante militar" que presenta un perfil político "inmensamente frágil" y con una credibilidad que Obama deberá ahora restaurar.

Estas declaraciones al periódico italiano llegan después de que el pasado 7 de marzo representantes de EEUU y Siria se mostraran optimistas tras la primera reunión de alto nivel en los últimos cuatro años entre los dos países, con el objetivo de encauzar las relaciones bilaterales y superar una época de desencuentros.

"Somos realistas: si pensamos en los eslóganes de (el ex presidente estadounidense George W.) Bush, que hablaba, pero sin creer, de estabilidad en Irak, de lucha al terrorismo y al extremismo, de un Líbano fuerte e independiente, de una paz en la región, no queremos lo mismo", dijo Al Asad.

Con la retirada de las tropas estadounidenses de Irak, añadió, "se ha resuelto el nudo central de nuestra divergencia con Washington, es decir, la ocupación de ese país. Porque de eso se trataba, más allá de resoluciones y ayudas. Podemos trabajar juntos para la estabilidad de Irak".

El mandatario sirio expresa su deseo de reunirse enseguida con Obama, de quien espera, dijo, un "lenguaje nuevo" que dé signos "de respeto hacia las otras culturas y ayude a extinguir las tensiones, sobre todo religiosas, causadas por Bush cuando hablaba de cruzadas".

Sobre la relación de Siria con Israel, Al Asad se mostró dispuesto a volver al diálogo con las autoridades israelíes, aunque reconoció que ve "alejarse" el éxito de esas conversaciones.

"No estoy preocupado por la posición de (el designado primer ministro israelí, Benjamín) Netanyahu, sino por el giro a la derecha de la sociedad de Israel que refleja el ascenso de Netanyahu. Éste es el mayor obstáculo para la paz. Y hay que recordar que ya hemos estado a un paso del acuerdo", afirmó el mandatario sirio.

Al Asad explicó que ese momento de cercano entendimiento entre Israel y Siria se produjo poco antes de la reciente escalada de la violencia en la franja de Gaza.

Ehud "Olmert había hecho saber al primer ministro turco (Recep Tayip) Erdogan que estaba dispuesto a devolver los Altos del Golán. Nosotros entramos en las negociaciones. Faltaban los detalles finales en la línea de 1967. Después hubo una noche al teléfono", indicó el presidente sirio.

Según Al Asad, sólo faltaba por cerrar algunos puntos geográficos en el acuerdo entre Israel y Siria en torno al Lago Tiberíades o el río Jordán, cuando comenzó la escalada de la violencia en la franja de Gaza a finales de diciembre de 2008.