Alan García minimiza los comentario de Evo Morales y prefiere fomentar la amistad con Bolivia

  • Lima, 12 may (EFE).- El presidente peruano, Alan García, aseguró hoy que prefiere fomentar la amistad con Bolivia y restó importancia a las críticas "subidas de tono" de su homólogo boliviano, Evo Morales, por el asilo ya otorgado al ex ministro Jorge Torres Oblea.

Alan García minimiza los comentario de Evo Morales y prefiere fomentar la amistad con Bolivia

Alan García minimiza los comentario de Evo Morales y prefiere fomentar la amistad con Bolivia

Lima, 12 may (EFE).- El presidente peruano, Alan García, aseguró hoy que prefiere fomentar la amistad con Bolivia y restó importancia a las críticas "subidas de tono" de su homólogo boliviano, Evo Morales, por el asilo ya otorgado al ex ministro Jorge Torres Oblea.

Según informó hoy el diario "El Comercio", el Gobierno peruano dio asilo este lunes a otros dos ex ministros bolivianos, Mirtha Quevedo y Javier Torres Goitia, pero la información no ha sido confirmada oficialmente.

"Mi obligación es remar en el sentido de lo que nos une y evitar declaraciones subidas de tono", dijo Alan García a los periodistas.

Según el presidente de Perú, él prefiere "fomentar la buena vecindad y la amistad" con Bolivia, porque Perú tiene "mucho más que ganar en la relación cordial y permanente, que en los adjetivos".

"No creo que contribuya a ese propósito que yo le responda al señor presidente Evo Morales, está muy bien que él tenga sus opiniones, pero el pueblo juzgará", agregó.

El jefe de Estado peruano aseveró que "de ninguna manera" los comentarios de Morales afectarán las relaciones bilaterales porque, según dijo, los presidentes "son seres pasajeros" que están "un momento en la larga historia de cada país".

Perú y Bolivia comparten "mucho más en términos raciales, sociales, culturales y económicos, que lo que podría habernos separado", subrayó.

Ayer, el presidente Morales dijo en La Paz que "antes, los delincuentes se escapaban a Estados Unidos cuando George Bush estaba de presidente, ahora los delincuentes se escapan al Perú, porque el presidente peruano protege a estos delincuentes".

Morales también volvió a llamar a García "chabacano", lo que causó malestar en varios sectores políticos de Perú.

Las críticas de Morales fueron motivadas por la decisión del gobierno peruano de otorgar asilo a Torres Oblea, que, al igual que el ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada y otros ex ministros, está acusado de "genocidio" en Bolivia por la muerte de más de 60 personas por la represión militar de octubre de 2003.

Según la edición de hoy del diario limeño El Comercio, el gobierno peruano concedió ayer asilo a los ex ministros bolivianos Mirtha Quevedo (de Participación) y Javier Torres Goitia (de Salud) y protestó formalmente por las declaraciones del presidente Morales.

Desde Europa, el canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, explicó que su país considera que "no existen para ellos (los ex ministros bolivianos) las condiciones para un debido proceso en Bolivia", de acuerdo a unas declaraciones citadas por El Comercio.

El jefe de la diplomacia peruana reiteró que "Perú actuará de acuerdo con su tradición y no de acuerdo con lo que él (presidente boliviano) quiere".

Según el rotativo, la Cancillería peruana convocó al embajador boliviano en Perú, Franz Solano, para entregarle una nota de protesta muy dura en la que expresa su categórico rechazo por las declaraciones de Morales, informaciones que no han sido confirmadas oficialmente en Lima.