Alarcón dice que la decisión de Obama "no tiene nada que ver con Cuba"

  • La Habana, 11 may (EFE).- El presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, dijo hoy que la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama de liberar los viajes y el envío de remesas de los cubanoestadounidenses a la isla "no tiene nada que ver con Cuba".

Alarcón dice que la decisión de Obama "no tiene nada que ver con Cuba"

Alarcón dice que la decisión de Obama "no tiene nada que ver con Cuba"

La Habana, 11 may (EFE).- El presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, dijo hoy que la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama de liberar los viajes y el envío de remesas de los cubanoestadounidenses a la isla "no tiene nada que ver con Cuba".

"Lo que él (Barack Obama) hizo no tiene nada que ver con Cuba", sino que el levantamiento de esas restricciones "fue una promesa electoral que él hizo durante la campaña", señaló en declaraciones a los periodistas.

"La hizo en Miami, le sirvió para ganar Miami, por cierto, y la Florida", agregó.

Alarcón opinó que, en sus primeros cien días como presidente, Obama "se ha caracterizado hasta ahora por esforzarse por cumplir con las cosas que ha prometido y ese fue un caso, fue una promesa a los electores del sur de la Florida".

Añadió que Cuba no está esperando "ningún gesto real" del Gobierno de Estados Unidos.

Sobre la posible eliminación de una prohibición para que Cuba pueda acceder a un cable submarino de fibra óptica estadounidense que pasa frente a la isla, el funcionario dijo que Obama "de eso no habló, como no habló (del levantamiento) del bloqueo".

Recordó que el presidente estadounidense se refirió a la posibilidad de autorizar a las empresas de comunicaciones de su país "a que accedieran" al mercado cubano, pero "cómo", y "en qué términos", aún es algo que, según Alarcón, "tiene que concretarse en una disposición".

Alarcón también insistió en que el nuevo inquilino de la Casa Blanca tiene "una magnífica oportunidad" para con solo "una firma de su mano izquierda" retirar las acusaciones y poner fin al caso de cinco cubanos condenados hace ocho años en EE.UU. por espionaje.

Gerardo Hernández, René González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González fueron detenidos en el estado de Florida el 12 de septiembre de 1998 y un tribunal federal de Miami los declaró culpables de atentar contra la seguridad nacional estadounidense y los condenó a penas que van desde 15 años de cárcel a cadena perpetua.

La Habana ha reconocido que los cinco condenados, considerados "héroes" en la isla, son agentes, pero sostiene que trataban de impedir actos terroristas contra Cuba y no representaban una amenaza para la seguridad de Estados Unidos.