Argentina dice que Francia reconoce que es ilegal inmovilizar cuentas de su embajada

  • Buenos Aires, 7 abr (EFE).- El Gobierno de Argentina dijo hoy que Francia reconoció que la actuación de un oficial de Justicia de ese país para inmovilizar cuentas de la embajada argentina en París por pedido de un fondo de inversión de las Islas Caimán es "ilegal".

Buenos Aires, 7 abr (EFE).- El Gobierno de Argentina dijo hoy que Francia reconoció que la actuación de un oficial de Justicia de ese país para inmovilizar cuentas de la embajada argentina en París por pedido de un fondo de inversión de las Islas Caimán es "ilegal".

Fuentes de la Cancillería argentina señalaron que el asunto causó un "profundo desagrado" en el Gobierno de Cristina Fernández e informaron que se produjeron "numerosas comunicaciones" entre los Ministerios de Exteriores de Argentina y Francia como también con la embajada francesa en Buenos Aires.

"Desde Francia llegó un mensaje claro: La Cancillería francesa reconoció ante diplomáticos argentinos en París que 'lo que hizo el oficial de Justicia francés es ilegal'", indicaron los portavoces oficiales.

El Gobierno argentino instruyó a su embajador en París, Luis Ureta Saenz Peña, a presentar ante las autoridades francesas una nota en la que se solicita que ese país toma las "medidas necesarias para solucionar esta situación que viola las Convenciones de Relaciones Diplomáticas de 1961 y 1963".

Esas normas establecen, entre otros puntos, la inmunidad de las cuentas de las representaciones diplomáticas y consulares.

La inmovilización de las cuentas de la embajada argentina fue solicitado por el fondo de inversión Elliott, a través de su subsidiaria NML Capital con sede en las Islas Caimán, con vistas a un posible embargo de esos activos.

Este fondo de inversión había comprado bonos argentinos antes de que Buenos Aires se declarara en suspensión de pagos a comienzos de esta década y no aceptó la propuesta de las autoridades argentinas sobre el canje de títulos, concretado en 2005.

La Justicia estadounidense ha autorizado varios embargos sobre bienes argentinos a demanda de Elliott, que, según la prensa argentina maneja títulos que habían tenido un valor de unos 1.000 millones de dólares.

"No se puede creer que a solo tres días de que el G-20 aprobara una declaración final que condena explícitamente a los paraísos fiscales, un fondo buitre radicado en las Islas Caimán promueve el embargo de las cuentas del Estado argentino en Francia y obtiene la cooperación de un oficial de Justicia francés en un acto nulo", señalaron portavoces oficiales de Argentina.

Buenos Aires recordó que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, afirmó públicamente hace una semana que "es inaceptable e incomprensible que no puedan aplicarse medidas concretas en los próximas días" para castigar a los paraísos fiscales.