Bachelet cuenta el modelo chileno ante una OCDE que espera su pronta adhesión

  • París, 28 may (EFE).- La presidenta chilena, Michelle Bachelet, defendió hoy la gestión económica de su país, que, a su juicio, le está ayudando a afrontar la crisis con mayores garantías, ante los representantes de los países de la OCDE, que le manifestaron su deseo de que "muy pronto" pueda ser uno más de sus miembros.

Bachelet cuenta el modelo chileno ante una OCDE que espera su pronta adhesión

Bachelet cuenta el modelo chileno ante una OCDE que espera su pronta adhesión

París, 28 may (EFE).- La presidenta chilena, Michelle Bachelet, defendió hoy la gestión económica de su país, que, a su juicio, le está ayudando a afrontar la crisis con mayores garantías, ante los representantes de los países de la OCDE, que le manifestaron su deseo de que "muy pronto" pueda ser uno más de sus miembros.

"Chile en muchas áreas lo ha hecho bien" y "está enfrentando la crisis mejor preparado" que en el pasado, destacó Bachelet, en un discurso ante los embajadores de los Estados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su sede de París.

Se mostró convencida de que "Chile puede contribuir a esta organización de muchas maneras", y para ilustrarlo se refirió a sus políticas fiscales, que han permitido que el país sea ahora "menos vulnerable" frente a la crisis.

A ese mismo respecto, recordó que el rigor en la gestión de las cuentas públicas ha permitido a su Gobierno poner en marcha a comienzos de año un plan de estímulo de 4.000 millones de dólares, equivalente a 2,8 puntos del Producto Interior Bruto (PIB).

La jefa del Estado de Chile insistió en que en su país la OCDE se percibe no tanto como un grupo de países ricos, sino como una "comunidad de democracias y buenas prácticas" que en los últimos años le ha servido para llevar a cabo una serie de reformas necesarias para su ingreso, como en el campo de las políticas medioambientales.

También se mostró convencida de que llegar a formar parte de la organización "sería una señal extremadamente positiva para la economía de (su) país".

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, no escatimó en sus palabras previas al discurso de Bachelet elogios para Chile, del que señaló que "ha sido ejemplar en su conducción económica" y que no sólo "está bien preparado" para el choque actual, sino que "no tiene nada que ver con la crisis".

Gurría puso el acento en que los 30 miembros del que se conoce como el "Club de los países desarrollados" están "muy ilusionados y muy interesados" por la incorporación de Chile, entre otras cosas porque si lo habían elegido para su ingreso era "para ver cómo podíamos aprender de Chile".

Es más, el secretario general declaró que "estamos muy avanzados en el proceso de adhesión de Chile", que dijo que espera que concluya "muy pronto".

Aunque no hay fechas cerradas, el proceso para la entrada de Chile en la OCDE -que también negocia de forma paralela la adhesión de Rusia, Israel, Eslovenia y Estonia- podría estar concluido para finales de año.

Sobre ese punto, Bachelet mostró su confianza en que "tengan una rápida tramitación" en el Parlamento varias disposiciones necesarias para ser miembro de la Organización.

En esa misma línea, avanzó que "en los próximos meses" debería ser una realidad un proyecto de ley sobre el intercambio de informaciones bancarias, enviado por su Ejecutivo al Parlamento.

Un proyecto que, como otro también en tramitación sobre la responsabilidad penal de las entidades jurídicas en caso de cohecho, responden en parte a los señalamientos de la OCDE en su acción contra los paraísos fiscales.

Chile, junto con Austria, Bélgica, Brunei, Guatemala, Luxemburgo, Singapur y Suiza, figura en una lista "gris clara" publicada por la propia OCDE en abril pasado y referida no directamente a paraísos fiscales, sino a otros centros financieros que no han implementado "sustancialmente" sus compromisos para asumir los estándares internacionales.

La presidenta chilena había iniciado esta mañana el primero de sus tres días de visita oficial a Francia en la UNESCO, donde firmó con su director general, Koichiro Matsuura, una declaración de intenciones para impulsar el ecoturismo sostenible en la Isla de Pascua.

Bachelet subrayó en ese acto la importancia de la labor que la UNESCO (Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) viene realizando en "la preservación del patrimonio material e inmaterial" de su país, y agradeció el apoyo en el desarrollo de este último proyecto que busca la sostenibilidad de la Isla de Pascua.

Esta tarde la jefa del Estado se reúne con el presidente de la Asamblea Nacional francesa (cámara baja), Bernard Accoyer, y con el primer ministro francés, el conservador François Fillon.

Mañana llega el plato fuerte de su visita a Francia, con la celebración de un almuerzo de trabajo con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en el Palacio del Elíseo.