Barroso señala la creciente convergencia con EEUU en la respuesta a la crisis

  • Bruselas, 31 mar (EFE).- El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, destacó hoy la creciente convergencia en las posiciones de la Unión Europea y Estados Unidos sobre cuál debe ser la respuesta global a la crisis económica y financiera.

Barroso señala la creciente convergencia con EEUU en la respuesta a la crisis

Barroso señala la creciente convergencia con EEUU en la respuesta a la crisis

Bruselas, 31 mar (EFE).- El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, destacó hoy la creciente convergencia en las posiciones de la Unión Europea y Estados Unidos sobre cuál debe ser la respuesta global a la crisis económica y financiera.

Durao Barroso negó que haya que elegir entre el estímulo fiscal o la regulación financiera y recalcó que las autoridades de EEUU están "cerca de la UE" en el enfoque de las medidas de impulso y en la necesidad de la reforma financiera, y además tienen un enfoque "más abierto" en materia de lucha contra el cambio climático.

El mandatario portugués destacó en rueda de prensa la importancia de la cumbre que los líderes del G20 celebrarán el 2 de abril en Londres, porque, aunque no pondrá fin a la crisis, demuestra la capacidad de todo el mundo de trabajar unido contra la crisis.

Se mostró confiado en que la reunión de Londres ofrecerá resultados concretos, y especialmente un impulso claro de la confianza, pero precisó que serán necesarios más encuentros este mismo año para completar el "proceso" iniciado en noviembre de 2008 en Washington.

En opinión de Durao Barroso, hace falta un acuerdo global para acometer un impulso fiscal coordinado que permita reactivar la demanda, nuevas reglas de funcionamiento para los mercados financieros, una revisión del modelo de gobernanza de las instituciones financieras multilaterales y un compromiso de mantener la ayuda al desarrollo.

"La clave ahora es impulsar la demanda, porque demanda significa empleos y esa es nuestra prioridad", recalcó el presidente del ejecutivo comunitario.

Pero recordó que las necesidades más imperiosas no pueden hacer olvidar los objetivos a medio y largo plazo, y en concreto, el combate contra el calentamiento global y la solidaridad con los países menos desarrollados.

En el ámbito financiero, Durao Barroso confió en que el G20 sea capaz de llegar a un acuerdo, entre otras cuestiones, para actualizar las exigencias de capital a los bancos, imponer nuevas reglas a los "hedge funds" (fondos de inversión libre), el capital riesgo y sobre la remuneración de los ejecutivos.

También abogó por intensificar la lucha contra los llamados "paraísos fiscales" e incluso por el establecimiento de sanciones, aunque no consideró estrictamente necesario publicar una nueva lista con los territorios que no facilitan información para fines fiscales, la lucha contra el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo.